Política

29 octubre, 2019

¿Qué está pasando con los resultados de elecciones a la Alcaldía de Valledupar?

La campaña de Ernesto Orozco no acepta el resultado que dio como ganador a Mello Castro González. Aquí detallamos cómo marcha el proceso oficial.

Si en el deporte el partido se acaba cuando el árbitro pite el final del juego, en política es cuando el Consejo Nacional Electoral entregue las credenciales oficiales a los ganadores de estas elecciones 2019.

Así sucede en Valledupar, donde el alcalde electo fue Mello Castro González, quien ganó solo con una diferencia del 1.35 % de la votación, venció todo tipo de paradigma que daba como vencedor a Ernesto Orozco Durán y tiene a los ‘caciques’ dando hasta lo último por revertir el suceso.

TE PODRÍA INTERESAR: Ernesto Orozco no reconoce a Mello Castro como alcalde

En las últimas horas se conocieron imágenes, vídeos y audios que invitan a la comunidad a protestar, pacíficamente, frente a las instalaciones del Centro de Convenciones Paisaje de Sol, donde se cumple el proceso de conteo de votos, por el resultado en contra de Orozco Durán. Esta tarde, las autoridades decidieron acordonar la zona y restringir el acceso a vehículos.

Denuncias formales no se conocen sobre un posible fraude electoral, pero sí se habla de alteraciones en formatos E-14, que son las actas de escrutinio de los jurados de votación firmadas el 27 de octubre.

PRIMERA LÍNEA explica cómo es el proceso de preconteo, que no tiene ningún valor jurídico, y los pasos a seguir en estos días posterior a las elecciones.

El conteo de votos

El domingo 27 de octubre, cuando los vallenatos eligieron a sus mandatarios locales se realizó el preconteo y fue así como se conocieron los datos preliminares de los resultados de los comicios.

Los jurados como primera actividad destruyeron el material sobrante para proceder a equilibrar las mesas y contar los votos depositados por cada uno de los aspirantes.

TE PODRÍA INTERESAR: 5 claves del triunfo de Mello Castro en las elecciones a la alcaldía de Valledupar

Los jurados contaron los votos para alcalde, luego los de gobernador del Cesar, para seguir con concejos, asambleas y por último Juntas Administradoras Locales.

Una vez terminaron de contabilizar los votos de alcalde el jurado diligenció los formatos E-14, que sirvieron de primer paso en la transmisión de los resultados.

Este formulario que está compuesto por tres cuerpos, uno de ellos fue desprendido por el jurado y entregado a un delegado conocido como recolector de Actas de Escrutinio, con quien se inició el proceso de transmisión.

Ahora, en el Centro de Convenciones Paisaje de Sol abogados, con poder, por cada uno de los candidatos revisan milimétricamente los formatos E-14, que no tengan tachaduras, enmendaduras y además las anotaciones, sin embargo y para transparencia de los resultados aquí puedes conocerlos por zonas.  

Si hay una duda o se pide revisión de la mesa, los entes garantes entran a destapar una bolsa sellada con los votos, contar voto a voto, y finalmente escribir el tipo de resultado. En caso de no pasar nada, sigue el escrutinio normal.

Este proceso podría tardar hasta el próximo viernes, en caso de no presentarse disturbios o algún tipo de alteración que ponga en riesgo las tarjetas electorales, así como el personal autorizado, luego entraría la Registraduría a informar al Consejo Nacional Electoral sobre el resultado y finalmente se entregarían las credenciales a ganadores para ejercer distintos cargos públicos, para el periodo 2020-2023.

¿Qué está pasando?

La Registraduría Nacional del Estado Civil informó que una vez cerradas las urnas y concluida la jornada electoral del 27 de octubre, los jurados iniciaron el conteo de votos depositados en urnas. Con dicha información iniciaron el preconteo, que es el proceso de transmisión, consolidación y divulgación rápida de los resultados electorales el mismo día de la elección.

“La calidad y velocidad del proceso es clave para que los ciudadanos conozcan los resultados preliminares en el menor tiempo posible”, dice la entidad.

Este proceso tiene un valor únicamente informativo, para que la ciudadanía conozca los resultados, pero no tiene valor jurídico ya que es durante el escrutinio que se realiza con base en los formularios E-14, suscritos por los jurados de votación que se determina cuántos votos obtuvo cada candidato.

Los boletines de preconteo emanados de la Registraduría, se emiten el mismo día de las elecciones, fruto de la información que de los resultados parciales van allegando los jurados de votación a las personas que la entidad contrata para transmitirla. Esta información es consolidada en los centros de procesamiento para luego ser divulgada.

La finalidad de los boletines es dar información a la opinión pública en general de cómo se va adelantando la jornada electoral, más no de declarar elecciones ni mucho menos servir de mecanismo jurídico para ser demandados por las diferencias que entre estos y las actas de escrutinios existan, dado que por ley no tienen valor jurídico alguno.

Las diferencias entre los datos divulgados en el preconteo y los resultados del escrutinio obedecen en su gran mayoría a que el preconteo se realiza con base en transmisión de datos “voz a voz”, a través de teléfonos fijos, móviles o satelitales, con el fin de brindarle una información rápida a la opinión pública el día de la elección y es posible que existan errores humanos en la transmisión o recepción de la información.

También se presentan casos en los que los jurados cuentan como “tarjetas no marcadas” las tarjetas no utilizadas, situación que se corrige durante el proceso de escrutinio, y a ello se suma que el preconteo que alcanza cerca de un 99,7 % de las mesas informadas mientras que el escrutinio se realiza sobre el 100 % de las mesas instaladas.

En términos generales, en todos los procesos electorales es probable que existan algunas diferencias entre los datos del preconteo y el consolidado final del escrutinio y normalmente el margen de error es de alrededor del 0,5 %. Pero finalmente es el escrutinio el único que tiene validez jurídica, tal y como lo han reiterado el Consejo Nacional Electoral, el Consejo de Estado y la Procuraduría General de la Nación.