Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

Demuelen el Estadio de Béisbol Erasmo Camacho Calamar en Valledupar

21 julio, 2021

El exdirector de Coldeportes, José Manuel Aponte Martínez, narró para PRIMERA LÍNEA la forma cómo se construyó la edificación en los años 70.

DEMOLICION ESTADIO ERASMO CAMACHO CALAMAR
Se conoció también que la inversión es cercana a los $17.000 millones, su capacidad se redujo a un aforo de 1.500 personas.


En polvo quedaron más de 50 años de historia para el béisbol y hasta el fútbol en Valledupar, con la destrucción del Estadio Erasmo Camacho Calamar, por parte de la Gobernación del Cesar.

El que fue la principal carta de presentación para la pelota caliente, se redujo a escombros, tubos retorcidos y varillas quebrantadas por las máquinas que durante tres días trabajaron en la demolición que tiene como fin la construcción de un nuevo escenario deportivo, con miras a los Juegos Bolivarianos, del 24 de junio al 5 de julio de 2022.

El exdirector de Coldeportes, José Manuel Aponte Martínez, narró para PRIMERA LÍNEA la forma cómo se construyó la edificación en los años 70.

“El estadio lo construyó Coldeportes, en cabeza de Nilton Daza, después, por allá en 1970, en el gobierno de Julio César Turbay Ayala, yo lo terminé de tal manera que se puso al servicio de la comunidad”, dijo Aponte Martínez.

TE INTERESARÍA LEER: Javier Matta vuelve al Festival Vallenato y quiere dedicarle la corona a Jorge Oñate

El hoy columnista explicó que Jorge Armenta y Nicolás García, fueron los contratistas de la obra y “por petición pusieron de maestro de obra a Joaquín Socarrás, muy bueno y conservador como yo, por eso les pedí que lo pusieran en ese puesto. Uno tenía intervención en la obra e iba todos los días”, recalcó José Manuel Aponte.

En los tiempos determinados y bajo estrictos parámetros de calidad, el estadio de béisbol de la capital del Cesar se terminó, se entregó y fue inaugurado con el nombre de Erasmo Camacho Calamar, en honor a Erasmo Camacho Julio, quien nació en Calamar, Bolívar, pero se destacó con el béisbol en Valledupar y toda la zona cesarense.

“Ese estadio quedó siendo el mejor de Colombia. Erasmo Camacho fue un jugador de softbol y béisbol, le decían ‘Boca e’ chupo’ y se inauguró. Como aquí no hay afición de béisbol lo abandonaron completamente. Como a los dos años, se rehabilitó por Coldeportes, pero quedó nuevamente en abandono”, rememoró José Manuel Aponte.

Incluso, el Erasmo Camacho fue en la década de los 90 un estadio para albergar el torneo de la primera C del fútbol colombiano, donde jugaban equipos locales como Ferretería Cesar, Atlético Cesar, Sport Boys, entre otros que contaban con el talento de cientos de jóvenes.

De igual manera, en 2015, las directivas del equipo Valledupar Fútbol Club adecuaron este escenario deportivo para jugar el Torneo y la Copa Postobón, dado que estaba en construcción el nuevo estadio Armando Maestre Pavajeau.

El Estadio Erasmo Camacho Calamar cumplía todas las especificaciones técnicas de las autoridades de béisbol y fútbol, contaba con capacidad para albergar 2.600 aficionados en sus graderías.

Remodelación millonaria

Con motivo de los Juegos Bolivarianos 2022, la Gobernación del Cesar firmó un convenio con la Universidad Nacional de Colombia, en enero de este año, para realizar estudios y diseños de cinco proyectos, entre ellos la remodelación del Estadio Erasmo Camacho Calamar.

La inversión fue de unos $700 millones, que le permitirá a la administración de Luis Alberto Monsalvo Gnecco mejorar infraestructura educativa, el medio ambiente, turismo y el deporte.

TE INTERESARÍA LEER: Hohner nombra a Rolando Ochoa embajador de su acordeón

En días anteriores, el gobernador Monsalvo Gnecco confirmó la intervención del Erasmo Camacho, ubicado en el barrio Villa Corelca, comuna cuatro de Valledupar, y presentó los diseños finales.

Se conoció también que la inversión es cercana a los $17.000 millones, su capacidad se redujo a un aforo de 1.500 personas para las competencias durante los XIX Juegos Bolivarianos Valledupar 2022.

“50 años después no se ha caído un metro de pared, quedó bien hecho. A pesar de todas esas vicisitudes y abandonos, no estoy de acuerdo con la demolición del estadio, hubiese querido que lo arreglaran, que no se sigan robándose la plata. No estoy de acuerdo con invertir más de $15.000 millones para un deporte que no tiene acogida en Valledupar”, afirmó José Manuel Aponte.

Erasmo Camacho Julio jugaba como primera base y vistió la camiseta en las diferentes selecciones del Cesar. Murió el 25 de noviembre de 1980 y está sepultado en el Cementerio Central, en la capital del Cesar.

Finalmente, no se tiene claro si continuará con el nombre de Erasmo Camacho Calamar o cambiará por uno más actualizado o, en su defecto, rendirán homenaje a algún político de la región.