Generales

17 agosto, 2020

Tapabocas, batas antifluido y elementos de seguridad llegan para hospitales y clínicas del Cesar

El Gobierno Nacional, desde la Unidad de Gestión del Riesgo, envió cerca de 460.000 elementos de bioseguridad para personal de salud.

Una dotación, con elementos de bioseguridad para los integrantes del sector salud, recibió la Gobernación del Cesar por parte de la Presidencia de la República.

Se trata de 457.900 unidades, entre las que se destacan tapabocas, batas antifluido y gafas, algo exclusivamente para médicos, enfermeras, fisioterapeutas y todo el personal que labore en hospitales y clínicas, quienes hoy son el sector más expuesto con la pandemia del coronavirus COVID-19.

El gobernador encargado del Cesar, Wilson Solano Gracia, explicó que esta dotación enviada desde la Atención Integral de la pandemia del COVID-19, a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, incluye tapabocas quirúrgicos, bata manga larga antifluido, gafas y respirador alta eficiencia N95.

TE INTERESARÍA LEER: Alcalde Mello Castro retrocede en cierre del Mercado Público

“Quiero darle un agradecimiento en nombre del Gobierno del Cesar al presidente Iván Duque; al ministro de Salud, Fernando Ruiz; y al director general de la Unidad de Gestión del Riesgo, Eduardo González, por este importante aporte. Son $2.147 millones, representados en elementos de seguridad para salvaguardar la salud y vida de las personas que están en la primera línea de atención frente a la lucha del COVID-19”, declaró Solano Gracia.

En total arribaron al departamento 296.000 mascarillas quirúrgicas, 111.240 respiradores N95, 300 gafas y 12.700 batas manga larga antifluido desechable, así lo expresa la resolución 0466 de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, por medio de la cual se transfieren bienes o elementos al Departamento del Cesar.

¿Cómo entregarán estos elementos?

El secretario de Salud departamental, Hernán Baquero Rodríguez, manifestó que la donación les permitirá a los integrantes del sector salud, evitar el contagio y finalmente la expansión del coronavirus.

“La distribución será para el sector público y privado. Alrededor de un 40% al sector público, entre 20 y 30 para el privado, así como 20% o 30% será salvaguardado para en caso de presentarse mayores picos de la enfermedad, como también hospitalizaciones”, recalcó Hernán Baquero.