Opinión

18 marzo, 2020

Si lo ves y no lo crees: ¡Del río Guatapurí solo se habla en verano!

Corpocesar es la encargada de administrar, vigilar y hacer uso de sus recursos jurídicos, no solo con Emdupar sino todos sus concesionarios que generalmente no cumplen con los requisitos.

La grave crisis del mundo por el COVID-19 o coronavirus vuelve a abrir un debate por la escasez de agua en Valledupar, que es surtida por el acueducto de la empresa Emdupar, luego de tomarla del río Guatapurí.

El histórico río Guatapurí en la actualidad vive una muy delicada situación, especialmente por la falta del recurso hídrico que nace en la Sierra Nevada de Santa Marta y desemboca sobre el río Cesar, a la altura del puente Salguero.

Del Guatapurí solo se habla en verano, como llamo esta columna. No quise escribir como un simple redactor porque en esta ocasión quiero dar mi punto de vista sobre la precaria situación del ‘Rey del Valle’, denominado así por Nicolás Maestre.

Mis investigaciones sobre el Guatapurí son desde 2013, cuando denuncié las concesiones que en algún momento pensé secaban al río, que lleva el agua a la llave de todos los más de 210 barrios de la capital del Cesar.

TE INTERESARÍA LEER: Declaran alerta amarilla en Valledupar

Actualmente son 156 concesiones permitidas por la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, ellas alcanzan a llevarse, de los más de 12.000 litros por segundo que en época normal tiene el río, 6.500 litros de agua para predios privados, acequias y el Acueducto de Valledupar, la más grande con 1.800 litros por segundo (mediante Resolución Nº 022 del 25 de febrero de 2003).

En esta temporada de verano, cuando el nivel del Guatapurí desciende a más de 60 %, las concesiones continúan captando la misma cantidad sin ningún control de Corpocesar, su entidad administradora. Por esta razón, no entiendo como hoy el director de la corporación, John Valle Cuello, sale a culpar a Emdupar “para que ejecute el programa de uso y ahorro eficiente de agua y ejerza mayor control al tema de agua consumida y no facturada y al contrabando del líquido”.

Valle Cuello es lo que siempre creo de los directores sin conocimiento ni estudio. Con el respeto necesario. Si Corpocesar es la administradora del recurso hídrico en el Cesar tiene la obligación de hacer valer si posición y contrarrestar el contrabando, cierre de concesiones y robo de agua especialmente sobre el Guatapurí porque el río Cesar está muerto y nadie quiere sus aguas.

Emdupar tiene y muchos problemas como la pérdida de más o menos de un 60 % del agua producida, la falta de pago por la captación en su bocatoma a Corpocesar, el mal tratamiento del alcantarillado y si sigo puedo causarle un llanto a lo mejor. Pero Corpocesar es la encargada de administrar, vigilar y hacer uso de sus recursos jurídicos, no solo con Emdupar sino todos sus concesionarios, que generalmente no cumplen con los requisitos exigidos para captar agua, por ejemplo no tienen la compuerta ni la válvula que sí tiene Emdupar, DPA y uno que otro privado.

El río Guatapurí hoy no solamente sufre por el alto consumo de Valledupar, con más de 500.000 habitantes, sufre porque el común denominador del imaginario es que el agua nace en la Nevada y para que se acabe falta mucho, sufre porque cuando vamos al lavaplatos dejamos la llave abierta, sufre porque al bañarnos nunca cerramos la llave, sufre porque los jardines se riegan con mangueras, sufre porque los constructores se roban el agua y con complicidad de los gobiernos de turno. Ejemplos hay muchos, hasta para tirar al mismo Guatapurí.

¿Cómo sale Corpocesar a decir que el 90 % del agua se lo lleva Emdupar? El Guatapurí actualmente tendría unos 4.000 litros por segundo de caudal remanente, la empresa de acueducto capta unos 2.000 y en sus plantas de tratamiento almacena alrededor de 2.300, en las plantas la Gota Fría (800 L/s) y la Huaricha (1500 L/s), que luego distribuye a cinco distritos establecidos en el perímetro de Valledupar (alcanzaría para un millón de habitantes).

No es cierto que el 90 % del agua termine en Emdupar. Lo certifico gracias a visitas y testimonios muy serios. ¿Falta de conocimiento? ¿Error de interpretación? Es necesario de Corpocesar articular los mensajes con Emdupar, la Secretaría de Ambiente del Cesar y el Gobierno Nacional, que ha dado la orden de habilitar el servicio de agua para apoyar la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Hasta aquí una explicación, de las tantas que seguiré dándole a las autoridades ambientales y a la ciudadanía, que fácilmente se olvidan de la importancia del río Guatapurí o guatapore, como en lengua indígena se llama.

Por último y para desmentir una versión plasmada en uno de mis artículos de 2014: el de Valledupar ya no es un acueducto de verano, es un acueducto de necesidades.

PD: La foto donde todo mundo critica una acequia o concesión, a la altura del balneario Hurtado muy cerca de la famosa Nube, pertenece al Ejército Nacional y surte al Batallón de Ingenieros, así como algunos predios privados de la margen izquierda.