Política

11 octubre, 2019

“Se les cayó el discurso, ahora sí vamos a hacer control político”: Ricardo Vives

El exconcejal por Cambio Radical está beneficiado con el fallo de la Procuraduría, que deja destituidos e inhabilitados a 16 concejales de Valledupar.

En un acto histórico en la política de Valledupar, la Procuraduría General de la Nación procedió a ejecutoriar y ordenar el cumplimiento del fallo de segunda instancia en la que destituyó e inhabilitó, por 12 años, a 16 concejales del municipio por irregularidades en la elección del Contralor Municipal.

Los ciudadanos y dueños de nuevas curules criticaron en muchas ocasiones el proceder de la Procuraduría, especialmente por los casi cuatro meses de demora para darle cumplimiento a la sanción establecida en mayo de 2019.

TE INTERESARÍA LEER: Procuraduría confirmó destitución e inhabilidad a 16 concejales de Valledupar

En una rueda de prensa desde Cartagena, el procurador Fernando Carillo entregó detalles sobre la tardanza y forma como algunos concejales, a través de abogados, dilataron el proceso.

“La Procuraduría resolvió los trámites accidentales presentados por los disciplinados, requirió a la Procuraduría Regional del Cesar ejecutoriar el fallo proferido en mayo de 2019, eso nos retrasó casi cinco meses”, declaró Carillo.

El ente de control, luego de resolver trámites incidentales presentados por los disciplinados, requirió a la Procuraduría Regional de Cesar ejecutoriar el fallo sancionatorio proferido en mayo de este año, que explica cómo los ediles incurrieron en falta al omitir el cumplimiento de sus funciones y deberes al elegir como contralor municipal a Omar Contreras Socarrás, sin considerar que dentro del año anterior había ejercido como Defensor del Pueblo del Cesar, por lo que se encontraba inhabilitado.

La medida cobija a los concejales: Víctor Julio Alvarado Bolaños, José Amiro Aramendis Sierra, Jaime Eduardo Bornacelly Figueroa, Carlos Alberto Daza Lobo, José Rafael Gómez Solano, Ricardo José López Valera, Leonardo José Mestre Socarrás, Gabriel Muvdi Aranguena, Eudes Enrique Orozco Daza, Wilfrido Ortiz Arias, Gloria Margarita Ovalle Aguancha, Alex Pana Zarate, Carlos Julián Picón Cortes, Luis Miguel Santrich Díaz, Yesith Triana Amaya y Roberto Carlos Castro Romero.

En el fallo de segunda instancia, el ente de control calificó la falta como gravísima a título de dolo, por la vulneración a los principios de buena fe, moralidad, igualdad y transparencia que rigen la administración pública.

Los que entran al Concejo

Los nuevos concejales de Valledupar llegan a escasos tres meses de terminar el periodo político del 2019, sin embargo, entre las tareas más duras tienen aprobar el presupuesto para el próximo alcalde de la ciudad, así como estructurar el proceso de elección de Contralor y Personero, un hueso duro que terminó inhabilitando a muchos de ellos en Colombia.

Aquí puedes conocer quiénes son los nuevos concejales de Valledupar, ellos esperan que efectuado el proceso de edicto notificatorio, la Secretaría General del Concejo emita comunicación a la Registraduría para conocer oficialmente el nuevo listado, según el registro de votos; surtido todo ese proceso, la próxima semana estarían sesionados y escogiendo nueva mesa directiva en el Concejo de la capital del Cesar.

“Aunque tardó el fallo, la Procuraduría trabajó para que el proceso no se dilatara más y eso era lo importante. Se les cayó el discurso a los concejales que se daban golpes de pecho diciendo que no eran culpables, que eran inocentes y se probó todo lo contrario. Ahora sí vamos a hacer control político como lo pide la ciudadanía”, dijo Ricardo Vives, quien ingresaría a ocupar una de las sillas por Cambio Radical.,

Vives, aspirante nuevamente al Concejo, aseguró que en estos pocos días presentará tres propuestas para poner sobre las cuerdas a la administración de Augusto Daniel Ramírez Uhía.

“El primer debate que propondré será sobre el Hospital Eduardo Arredondo Daza sede San Martín, que hoy está cerrada; otro será sobre contratación de pruebas Saber y uno del tema de presuntas irregularidades relacionadas con un contrato de dación en pago que le deja al municipio una deuda de $ 18.000 millones, aproximadamente”, señaló Ricardo Vives.

Actualmente los concejales ingresaron al último periodo de sesiones ordinarias de 2019.