Política

23 julio, 2019

Lidio García Turbay: de fracaso en el vallenato a presidente del Congreso

El nuevo presidente del Congreso incursionó en el vallenato y por poco logró hacerse un hueco en la industria cuando Silvestre Dangond, Peter Manjarrés y Kaleth Morales revolucionaban el género.

Booking.com

Lidio Arturo García Turbay, hoy presidente del Senado de la República de Colombia posee un pasado en el vallenato que bien quedó en el olvido y que hoy sale a la luz pública tras su nombramiento como el 50º senador en ocupar la presidencia del Congreso.

Lidio García inició su carrera musical a los 21 años, en los primeros años de la década de los años 90 cuando Los Diablitos y Diomedes Díaz traspasaban fronteras, mismo año en que era asesinado Rafael Orozco.

En 1994 grabó su primer álbum con el grupo ‘El nene y los traviesos’, pero fue en 1998 cuando toma la decisión de explotar su voz con el vallenato. Para entonces consiguió hacer fórmula con el Negro Villa, su compañero por cinco años.

Con una prometedora carrera y ansioso de poder ‘pegar’ los éxitos que lo catapultaran a la fama, Lidio García se unió con el acordeonero Rubén Lanao, con quien sacó tres discos de estudio sin grandes éxitos a niveles comerciales. Por aquella época daban sus primeros pasos Silvestre Dangond, Peter Manjarrés y quien marcaría un antes y un después dentro del género, el gran Kaleth Morales.

Para entonces Lidio García ya contaba con una experiencia importante en la política, en donde la vida le sonreía mejor comparado con sus intentos de consagrarse con un cantante de música vallenata.

En el 1994 ya había sido concejal de su natal El Carmen y tres años después consiguió un escaño en la Asamblea Departamental de Bolívar, en donde consiguió la reelección en 2000 y 2003.

Por cosas de la vida, García Turbay entendió que su voz conseguía más en la política que en la música y fue así como desistió de aquellos sueños de ser un artista y en cambio los reemplazó por la de ser un servidor público.

Así, en 2005 renunció a su cargo de diputado y se dispuso a ser elegido para la Cámara de Representantes en las elecciones legislativas de 2006 en donde ganó con más de 20 mil votos.

El Congreso, el máximo logro político del senador Lidio García Turbay

Con el objetivo cumplido ahora el paso siguiente sería el Senado y aunque tenía todo para lograrlo, no resultó electo en las elecciones de 2010, sin embargo, ese mismo año el destino lo puso como reemplazo de la senadora destituida Piedad Córdoba.

Las cosas han salido bien para Lidio García desde entonces, en 2014 pudo conservar su curúl y en 2018 salió reelecto como el senador con más votos del partido Liberal con casi 118.000 votos.

Te recomendamos: