Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

Kvrass camina a la insolvencia empresarial: Yader Romero renuncia

Yader Romero prepara un proceso que dejaría sin recurso alguno al guacharaquero, Kenel ‘Swing’, hoy representante legal de la marca.

YADER ROMERO DESPEDIDA KVRASS
Yader Romero presentará a sus fans un comunicado, en el que también anunciaría su unión con Luis y Jaime Luis Campillo, para seguir trabajando como agrupación. Espera que una firma de abogados le dé paso para entregarla a la opinión pública.


A punto de desaparecer la razón social Kvrass, el grupo vallenato que hace unos días mantiene en expectativa a sus seguidores por el rumbo que tomarán luego de la ‘desbandada’ que ocasionaron sus integrantes Rafa Daza, Luis y Jaime Luis Campillo.

Yader Romero y Kenel ‘Swing’, quienes hoy tiene la mayoría de acciones dentro de la sociedad, discutieron, se distanciaron y todo porque el vocalista, al parecer, descubrió la ausencia de una gruesa suma de dinero, así como otras acciones de tipo legal de las que nunca fue avisado.

PRIMERA LÍNEA conoció que Romero tiene lista su renuncia como intérprete de Kvrass, lo mismo que una solicitud de admisión a un proceso de insolvencia, para enviarlo a la Superintendencia de Sociedades o la Cámara de Comercio de Valledupar.

TE INTERESARÍA LEER: “No he pensado en separarme de Silvestre”: Lucas Dangond

La Superintendencia atiende el tema de insolvencia empresarial, para personas naturales comerciantes y personas jurídicas, partiendo de lo anterior debe conocer que la ley 1116 de 2006 es la que regula el tema.

Yader Romero presentará a sus fans un comunicado, en el que también anunciaría su unión con Luis y Jaime Luis Campillo, para seguir trabajando como agrupación. Espera que una firma de abogados le dé paso para entregarla a la opinión pública.

Mientras que Kenel sigue utilizando la marca Kvrass como suya y se muestra activo en sus redes.

“La liquidación de la empresa, que se da en los casos en los que la empresa definitivamente no es financieramente viable”, dice la Superintendencia y en Kvrass sus deudas son superiores a $600 millones.