Hechos

2 diciembre, 2020

Judicializados ‘Los Molina’, señalados de cometer hurtos por medios informáticos

Los procesados estarían vinculados en por lo menos 21 eventos delictivos, con una cuantía aproximada de $52 millones.

Un fiscal de la Estructura de Apoyo de la Seccional Bogotá presentó ante un juez con función de control de garantías a dos hombres y una mujer, como presuntos integrantes de un grupo delincuencial denominado ‘Los Molina’, quienes, al parecer, se dedicaban a hurtar dinero en cajeros electrónicos de una reconocida entidad bancaria. 

Siguiendo el Direccionamiento Estratégico 2020 – 2024 de Fiscal General, Francisco Barbosa Delgado, en el que se trazó como uno de los ejes principales el fortalecimiento de la seguridad ciudadana, la policía judicial del CTI de Bogotá materializó las capturas de Iber Oswaldo Molina González, Fredy Sthivers Molina Fonseca y Yuri Andrea Rocha, en el municipio de Soacha, Cundinamarca. 

Estas personas, todas integrantes de una misma familia, entre los años 2016 y 2018 supuestamente cometieron varios hurtos por medios informáticos.  

TE INTERESARÍA LEER: El café que nace en el Cesar se exporta a otros países del mundo

Se conoció que su modus operandi consistía en instalar un dispositivo artesanal (gancho retenedor) en los cajeros automáticos; después, esperaban a que los clientes se acercaran a retirar dinero y el cajero presentara una falla que les impedía sacar los billetes, para luego ellos ingresar y proceder con la extracción de los mismos. 

Los procesados estarían vinculados en por lo menos 21 eventos delictivos, con una cuantía aproximada de $52´000.000. 

Las zonas de injerencia de ‘Los Molina’ eran las localidades de Usaquén, Mártires, Kennedy, Chapinero, Bosa y en el municipio de Soacha. 

En audiencias concentradas, la Fiscalía les imputó cargos a los tres procesados por los delitos de concierto para delinquir en la calidad de autores, obstaculización ilegítima de sistema informático o redes de comunicación y hurto por medios informáticos y semejantes con circunstancias de agravación punitiva en calidad de coautores. Ninguno aceptó su responsabilidad.

Al término de las diligencias, el juez con función de control de garantías impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de los dos hombres y detención domiciliaria para la mujer.