Generales

30 diciembre, 2019

«Tengo el derecho de saber qué pasó con mi padre»: Juanfer Quintero sobre Zapateiro como nuevo comandante del Ejército

Iván Duque designó al general Eduardo Zapateiro, militar relacionado con la desaparición del padre del futbolista.

Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda fue designado por el presidente de la República como nuevo comandante del Ejército en reemplazo de Nicasio Martínez, señalado de dirigir una de las brigadas con los primeros lugares en el ranking de presuntas ejecuciones extrajudiciales.

La noticia causó revuelo en el entorno familiar de Juan Fernando Quintero, futbolista de la Selección Colombia y quien no sabe nada de su padre, Jaime Enrique Quintero, desde hace 24 años.

«Buenos días! Voy aclarar una situación que está pasando hace varios días por el caso de mi padre. Nunca he hablado del tema por qué respeto y honro el legado que me dejo. Pero hoy voy hablarlo y espero que estas palabras no le traigan problemas a nadie, no es mi intención…»

El volante del River Plate se pronunció públicamente sobre la desaparición de su padre en relación al nombramiento de Zapateiro como nuevo comandante del ejército.

El jugador de la Selección Colombia quiere dialogar con el comandante del Ejército colombiano.

Juanfer se despidió deseando tener una pronta respuesta que de fin al sufrimiento que él y su familia padecen desde hace 24 años.

Según el tío del futbolista, el general Zapateiro se comprometió hace más de un año a realizar una reunión con la familia Quintero para dar su versión de los hechos.

«Me dijo que él quería reunirse con nosotros que iba a organizar la agenda para ver cómo viajaba acá a Medellín, eso fue hace un año. Yo siempre estuve esperando a que él lo hiciera, pero nunca lo hizo», narra Carlos Quintero, tío de Juanfer.

¿Qué pasó con el papá de Juanfer Quintero?

Jaime Enrique Quintero desapareció en 1995, después de presentarse voluntariamente al Ejército para definir su situación militar.

Para la fecha, Enrique Zapateiro era capitán del batallón de Carepa (Urabá antioqueño), lugar al que fue enviado Jaime Enrique, con quien tuvo un presunto problema personal.

Debido a esa situación, Zapateiro ordena el traslado de Quintero a Medellín, siendo lo último que se supo del padre del futbolista que para la fecha contaba con dos años de edad.

«Los soldados en ese tiempo dieron una información diferente. Decían que a él lo desaparecieron, que en la Brigada sabían qué pasó, pero ellos no podían decir», aseguró Silvia Quintero, hermana de Jaime.

La familia reclamó una reparación económica por la desaparición del papá de Juan Fernando Quintero, pero el Tribunal Administrativo de Antioquia y luego el Consejo de Estado falló a favor del Ejército y negó las pretensiones de la familia, porque no se logró establecer la responsabilidad directa de militares en la desaparición de Jaime.

La abogada de la familia Quintero asegura que el caso quedó en impunidad porque no hubo transparencia en el proceso por el cual ni siquiera se hizo una investigación penal pertinente por un delito de lesa humanidad.

“Como no ha habido proceso penal, realmente el caso nunca llegó a la Fiscalía, no hubo una apertura para investigar el caso; el caso quedó al interior de la Justicia Penal Militar», explica la también directora de la Corporación Jurídica Libertad.

Zapateiro fue absuelto del caso tras providencia del Tribunal Administrativo de Antioquia en marzo de 2001.