Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

José Alfredo Gnecco y la llave de la discordia

12 enero, 2022

El senador y hoy aspirante a la misma corporación es blanco de críticas luego de presentar la publicidad de su campaña. Él defiende su idea.

JOSE ALFREDO GNECCO ZULETA CAMPAÑA (1)
Lo que sí dejó claro fue la no incursión de asesores foráneos dentro de la publicidad.


Si algo caracteriza a José Alfredo Gnecco Zuleta es su paciencia. Lento en su andar. De verbo pausado, pero fluido. Nadie le quita su conocimiento sobre política, no solo por la experiencia con su padre, Lucas Gnecco Cerchar, eso es, quizás, lo de menos.

Gnecco Zuleta tiene 12 años en el Congreso de la República. Primero fue representante a la Cámara y luego senador, en dos ocasiones. Hoy, cuando aspira a su segunda reelección al Senado, es blanco de críticas luego de que presentara la publicidad de la campaña. Casi le ‘vuelan’ la cabeza y eso que solo fue un asomo.

“La llave del progreso” fue el eslogan utilizado por José Alfredo. El mensaje incluye una fotografía suya sosteniendo una llave (bastante difícil de observar a simple vista), un fondo bastante extraño, una tímida sonrisa y su mirada que se mete por un agujero, desproporcionado en sus medidas, ocasionaron cientos de comentarios negativos en contra de su gestión y trabajo en el cuerpo colegiado.

TE INTERESARÍA LEER: Didier Lobo ‘prende’ las campañas políticas en Cesar

Toda esa tempestad pasó hace cuatro días desde que publicó el afiche en sus redes. Uno de los más críticos fue el asesor y experto en política, José Luis Bustos. “Buena parte de mi quehacer profesional se basa en la semiología, que estudia los sistemas de comunicación dentro de las sociedades humanas. Es la lectura de signos y sus significados. ¿Esa mancha negra en esta publicidad qué es? ¿Una Confesión? ¿Un presagio de lo que le viene?”, dijo en su Twitter.

Al mediodía de este miércoles 12 de enero, José Alfredo se reunió con un grupo de periodistas en Valledupar. La primera pregunta fue sobre el afiche y el eslogan. Él, con una sonrisa y una mirada lejana, demoró algunos segundos para responder mientras, parecía, buscaba las palabras que lo ayudaran a convencer el conglomerado que lo rodeaba.

“Creo que es la llave correcta. La que me ha funcionado. Yo he sido atrevido en política y escuchando un grupo de jóvenes, quienes nos pedían no hacer lo mismo, buscamos algo distinto a lo hecho en este departamento”, respondió el sobrino de Cielo Gnecco, la máxima matrona de la política en la actualidad.

Cogió un segundo aire. Dentro de su reflexión sobre “las llaves del progreso”, aseguró “no es fácil la labor del congresista”. Además, que puso como excusa la pandemia, porque infirió que algo de la lejanía estuvo obligada por el COVID-19.

Lo que sí dejó claro fue la no incursión de asesores foráneos dentro de la publicidad. Es decir, fue su equipo local de asesores y políticos quienes hicieron la fotografía, escogieron el diseño y lo publicaron.

Y mostró resultados. Dentro de su actividad legislativa, José Alfredo Gnecco tiene ser autor y coautor de 36 proyectos de ley y ponente de 22 iniciativas, entre ellas la ley 1822 que amplió la licencia de maternidad, de 14 a 18 semanas; la ley 1983 que creó la estampilla prouniversidad Nacional sede La Paz, que permitirá recuadar $100.0000 millones para garantizar su funcionamiento; participó en la consecución de recursos para el pacto regional Cesar-La Guajira, donde el gobierno nacional planea invertir $4 billones para superar la pobreza y el desarrollo social de las comunidades de ambos departamentos.

En síntesis, el hoy senador del Partido de la U tiene un palmarés bastante amplio en cuanto a su labor dentro del Congreso, pero como le dijo el periodista Carlos Cadena Beleño, tardó mucho en socializar, en exponer, en comunicar su trabajo, algo que debería ser tan sencillo como coger una llave, abrir la cerradura y buscar el progreso.

PD: José Alfredo Gnecco Zuleta es líder hoy del departamento gracias al respaldo de su tía, Cielo Gnecco; la Alcaldía de Valledupar; el Hospital Rosario Pumarejo de López; el chance; y otras entidades que aportan más del 50 % de la votación en el Cesar.