Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

India vive la peor catástrofe por COVID-19: más de 3.200 muertos en un día

En el país asiático, los hospitales están desbordados y los suministros de oxígeno se agotan. Las muertes son más de 201.000.

COVID INDIA MUERTES
Expertos denuncian que esta variante se detectó ya el pasado mes de octubre y que la situación actual podría no estar directamente relacionada.


Imágenes aterradoras y desconsolantes son las que el mundo ha visto en estos últimos días por las muertes en India, a causa del contagio del COVID-19.

El número de muertos por el coronavirus superó los 200.000, después de que el país reportara 3.293 nuevos fallecimientos este miércoles, de acuerdo a cifras publicadas por el Ministerio de Salud nacional.

En India se habla por estudios de laboratorio con indicios de ser una variante más contagiosa y resistente a algunas vacunas y tratamientos, según comunicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

TE INTERESARÍA LEER: Valledupar se une: Avanza jornada de protestas en el país

Este país reportó 360.960 nuevos casos de COVID-19, en las últimas 24 horas. El número total de casos en el país ahora es de 17.997.267 y de muertes es de 201.187.

Son mutaciones “asociadas con un incremento de la transmisión y con una menor capacidad de neutralizar el virus con algunos tratamientos con anticuerpos monoclonales”, destacó la OMS en su informe epidemiológico.

Según señala el informe, algunos estudios muestran una posible reducción de los efectos neutralizadores de las vacunas en circulación contra esta variante, e incluso estudios previos muestran que no es capaz de contrarrestrarla. Está siendo estudiada en 17 países, entre ellos Reino Unido, EE.UU., Singapur y la propia India.

Expertos denuncian que esta variante se detectó ya el pasado mes de octubre y que la situación actual podría no estar directamente relacionada.

La OMS también advirtió que el problema del hacinamiento en los hospitales se ve agravado por los pacientes que pueden no necesitar estar allí.