Generales

6 abril, 2020

Gremio de loteros y chanceros piden ayuda por crisis durante cuarentena

Son más de 400 loteros que hoy en día no tienen ingresos para sustentar la alimentación de cientos de familias en Valledupar.

Muchos son los sectores afectados por la parálisis originada desde la cuarentena decretada por el gobierno nacional, que busca evitar la propagación del coronavirus COVID-19 en Colombia.

Se habla de pérdidas en comerciantes, hoteleros, almacenes, constructores y muchos más, pero un gremio está siendo altamente olvidado por las autoridades administrativas y sus propios beneficiarios que son los grandes empresarios de los juegos de azar.

Loteros y vendedores de chance, especialmente en Valledupar, son personas entre los 40 y 70 años, la mayoría de ellos con hasta 30 años en el oficio por la falta de experiencia académica y oportunidades laborales en la ciudad.

En la actualidad y con la emergencia sanitaria, que obliga a un asilamiento obligatorio, las loterías como Medellín, Cruz Roja, Santander, Valle del Cauca, como además las casas chanceras que dejan un recurso importante vía impuestos en las arcas de la salud en el departamento, paralizaron su comercialización y eso obligó a todos sus vendedores a no salir de casa. La mayoría dependientes de la ganancia diaria, que en un día bueno asciende a $70.000, pero con ventas regulares apurados alcanzan a reunir el diario para llevar a casa.

Jorge Iván Barros, dueño de una agencia en Valledupar, explicó que son más de 400 loteros hoy sin ningún tipo de ayudas por parte de la Alcaldía, Gobernación o entidad no gubernamental.

“Los loteros son quienes más aportan a la salud con sus ventas, ahora se necesita la ayuda para ellos porque es el único sustento de cientos de familias, no devengan otro ingreso. He buscado ayuda en loterías como Medellín y Santander, pero la respuesta es que ellos entregaron en sus departamentos, lastimosamente en Valledupar no existe lotería y a las agencias nos llega lotería por gestiones propias. Este es un llamado para el alcalde Mello Castro y el gobernador Luis Alberto Monsalvo porque este gremio está completamente solo”, manifestó Barros.

Las loterías y chance, según la Ley 643 de 2001, artículo 11 dice que son “una modalidad de juego de suerte y azar realizada en forma periódica por un ente legal autorizado”, un vendedor de lotería gana el 20 % sobre sus ventas, de esas ganancias debe solventar los pagos de salud, pensión, educación (en caso de tener hijos), transporte, impuestos, entre otros.  

Sin representantes

El 30 de noviembre d 1964, en Valledupar se creó el Sindicato de Loteros. Más de 2.000 personas llegaron a asociarse, pero en marzo de 2012 se terminó con el cambio de razón, que por muchos agremiados es considerado como corrupto y amañado por los líderes.

TE INTERESARÍA LEER: Nuevo pico y cédula en Valledupar: de jornadas a días para salir de casa

El sector de juegos de azar representa 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) y los empresarios mueven al año cerca de $13 billones. Los juegos localizados, donde están los casinos y los bingos, continúan siendo la más importante fuente de recursos para la financiación del sector salud. Solo en 2018 fueron recaudados por derechos de explotación $345.000 millones ($345.793.253.319), que equivale al 60,2 % del total.

    Notas Relacionadas



  • Cargando...