Farándula

5 noviembre, 2019

Escándalos que le hicieron daño al vallenato

Artistas del género han sido centro de atención en los últimos años por desaciertos en distintas esferas. Te contamos algunas de las más comentadas.

Booking.com

El vallenato, es un género de la música de amplia trayectoria, con cantidad innumerable de integrantes, generador de miles de millones diariamente, pero también con un cúmulo de escándalos que lo ponen en entredicho entre los seguidores del acordeón, la caja, la guacharaca y otros instrumentos que hoy se mezclan en grabaciones.

Desde los más reconocidos cantantes y acordeoneros, hasta los chicos con futuro promisorio han sido objeto de escándalo, especialmente el crecimiento está tildado al crecimiento de redes sociales y su masificación explosiva de mensajes.

No era lo mismo enterarse de peleas, discordias, sátiras entre los años 80 y 90, que en este siglo donde las noticias o comentarios corren como pólvora, donde un teléfono inteligente hace las veces de cámara y un ciudadano se convierte fácilmente en reportero.

Estos son algunas de escándalos sufridos al interior del vallenato, que han dejado a más de uno sin fanaticada, pero pasa con regularidad sin importar las consecuencias.

  • Diomedes e Iván Zuleta

Cosas del folclor decían cuando en 2008 inició una contienda a versos entre Diomedes Díaz e Iván Zuleta, quien lo abandonó para irse con Iván Villazón. El 19 de enero en Ciénaga, Magdalena, ‘El Cacique de La Junta’ explotó en medio de un evento de carnavales y estuvo a punto de provocar una asonada.

Zuleta fue más fuerte con Diomedes y le dedicó un verso pasado de tono: “En el cielo está su alma (refiriéndose a Doris Adriana Niño) para que lo tenga en cuenta; la mujer no se maltrata, se quiere y se respeta”.

  • Iván Villazón e Iván Zuleta pelearon en plena tarima 

Aunque Iván Zuleta dejó a Diomedes Díaz para irse con Iván Villazón, en las fiestas del Festival de Chinú (Córdoba), la madrugada del 1 de noviembre (2010), la unión se rompió en medio de versos y ofensas.

La disputa fue tan grande que el locutor Emilio Núñez tuvo que interceder para que no se fueran a los golpes.

  • Jorge Oñate trató de bazuquero a Julián Rojas

En noviembre de 2015, Jorge Oñate insultó a su compañero, el rey vallenato Julián Rojas, en medio de una presentación en Zambrano, Bolívar. Denigró del acordeonero y lo tildó de “bazuquero”, todo porque el instrumento no se escuchaba durante la presentación.

“Quién toca acordeón aquí, qué le pasa a este bazuquero”, de inmediato Julián soltó el acordeón y se bajó de la tarima indignado. Ese día, la unión terminó después de la disputa.

  • Churo Díaz a la cárcel

Culpado de estafa, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito, el cantante Churo Díaz fue capturado en Santa Marta luego de una orden de arresto emitida por el Juez 63 con función de control de garantías en Bogotá.

Durante la audiencia de legalización, formulación de imputación de cargos, que duró 12 horas en los juzgados de Paloquemao en Bogotá, el intérprete vallenato fue dejado en libertad. Hoy el artista está vinculado al caso debido a su relación sentimental con Beatriz Castro, Mama Beatri, quien está recluida en una clínica de la capital del país esperando que un juez le dicte sentencia o la deje libre.

  • Kvrass y el escándalo de infidelidad

En marzo de 2018, un escándalo de infidelidad estremeció la música vallenata y el centro de la noticia fueron los integrantes de Grupo Kvrass, Yader Romero y El Nene Carrascal.

Primero fueron chismes, pero después Yader rompió el silencio y aceptó que su esposa, Anny Sarmiento, le había sido infiel con su compañero, el acordeonero El Nene Carrascal.

De ahí en adelante, Kvrass quedó siendo una agrupación repleta de bulla, rechazada por gran parte de sus seguidores y El Nene Carrascal salió del grupo. Hace unos días, Yader Romero y su exesposa volvieron a ser virales al hacerse públicas unas fotos cuando tenían relaciones sexuales.

  • Ana del Castillo contra Iván Villazón

Por último, Ana del Castillo tilda de “HP” al cantante Iván Villazón, simplemente porque no le permitió subirse a una tarima en Barranquilla. No obstante, ante la falta de respeto, aceptó y siguió desprestigiando al artista por mensajes que se filtraron en redes sociales.

Todo este tipo de hechos y muchos más han ocurrido en los últimos 10 años y hasta el momento nadie ha tomado la vocería para ponerle freno, ayudar psicológicamente a quienes han cometido errores y mejorar el tratamiento de la vida personal dentro del negocio de la música. Amanecerá y veremos dijo el ciego.

    Notas Relacionadas

  • Booking.com
    Cargando...