Hechos

4 marzo, 2020

Envió su ubicación por GPS cuando la atacaban abejas asesinas, pero los bomberos la encontraron sin vida

El ataque de las abejas causó la muerte de dos personas en el municipio de Sabanalarga, Atlántico.

Como Marcela Corredor fue identificada la mujer que perdió la vida por un ataque de abejas este martes en una zona rural entre los municipios Sabanalarga y Manatí, Atlántico.

Corredor y su compañero, quien también murió en el ataque, se encontraban realizando un trabajo topográfico en la zona, presuntamente para una futura instalación de paneles solares de una empresa del interior del país.

Un muerte de terror

La mujer de 43 y el hombre que aún no ha sido identificado fueron atacados por abejas, por lo que se adentraron en el monte intentando huír de las picaduras.

Los Bomberos recibieron la alerta de dos personas desaparecidas a eso de las 11:30 a.m.. El chofer de la empresa de Atención Social e Integral que transportó a las víctimas explicó no daba con el paradero de los topógrafos que transportó en horas de la mañana.

La policía también recibió la notificación de desaparición de las dos personas que, en un intento de salvar sus vidas, se alejaron del último lugar donde los vio con vida el señor que les hizo el servicio de transporte.

Después de varios intentos, los bomberos contactaron a Marcela Corredor por vía telefónica, en la llamada la mujer explicó con expresiones de dolor que las abejas la atacaban en todo el cuerpo.

La mujer alertó que era alérgica a las picaduras de abejas, mismas que incluso se le metían en la boca. Con sus últimas fuerzas logro enviar su ubicación por GPS.

El cuerpo de socorro inició la búsqueda de Corredor, pero cuando la encontraron la mujer ya había fallecido.

Las autoridades siguieron en la búsqueda del compañero de Marcela quien también se perdió intentando salvar su vida de las abejas. Después de cuatro horas, los bomberos encontraron el cuerpo del hombre en el suelo, con signos de picaduras en el cuerpo y sin signos vitales.

Etiquetas: