Por: Rogers Fernández


Mis redes




Comparte esta noticia

Decomisan la mayor incautación de cocaína de los últimos 25 años

Esta es la segunda incautación de cocaína más grande en el Puerto de Nueva York / Newark, según las autoridades federales.

droga


Por un total de 77 millones de dólares se calcula la incautación de la droga en el puerto de Nueva York, la mayor cantidad registrada en los últimos 25 años en la bahía Upper New York.

Una friolera de 3200 libras de cocaína por un valor aproximado de $ 77 millones de dólares en la calle fue confiscada de un contenedor en el Puerto de Nueva York en lo que las autoridades dijeron fue la mayor incautación de los últimos 25 años.

La cocaína, encontrada el 28 de febrero, estaba en 60 paquetes de arpillera escondidos en dos paletas en un contenedor que también tenía un envío de fruta seca, revelaron las autoridades. Una fuente policial confesó que el contenedor venía del puerto de Buenaventura, Colombia.

“Este es un ataque importante; de hecho, es la mayor incautación de cocaína en el Puerto de Nueva York / Newark desde mayo de 1994 «

Troy Miller, Director de operaciones de campo en NY para la Administración de Control de Drogas.

Esta es la segunda incautación de cocaína más grande en el Puerto de Nueva York / Newark, según las autoridades federales.

La droga fue descubierta durante una inspección de contenedores en un trabajo conjunto de la DEA, Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU., La Guardia Costera, Investigaciones de Seguridad Nacional, la Policía de Nueva York y la Policía del Estado de Nueva York.

«La cocaína, la némesis de los años 90 en Nueva York, está de regreso, lo que indica que los traficantes presionan para construir una base de clientes emergente que mezcla cocaína con fentanilo», dijo el agente a cargo de la DEA, Ray Donovan. «Este ataque sin precedentes llama la atención sobre esta nueva amenaza».

Hasta el momento no se ha reportado ninguna detención del millonario cargamento de cocaína.

TE INTERESA: Qué tan malo es el glifosato, el ‘veneno cancerígeno’ usado para combatir el narcotráfico