Por: Equipo Primera Linea


Mis redes




Comparte esta noticia

Condenan al futbolista Jérôme Boateng, por agredir a su expareja

13 septiembre, 2021

El reconocido jugador alemán fue condenado tras ser acusado por la Fiscalía de su país de haber agredido en 2018 a su entonces pareja.

jerome_boateng_2020
Los hechos por los que fue sentenciado ocurrieron el 19 julio del 2018, un día después de que la selección alemana fuera eliminada en la primera vuelta de la Copa del Mundo en Rusia.


El nuevo defensor del Olympique de Lyon, Jérôme Boateng, fue declarado culpable de haber agredido física y verbalmente a su expareja y condenado por ello a pagar a la víctima 1,8 millones de euros (unos 2,1 millones de dólares). Se trata de la mayor indemnización económica que podía imponer el Tribunal del Distrito de Múnich.

La fiscal, Stefanie Eckert, había solicitado una pena de cárcel de un año y una multa de 1,5 millones de euros (unos 1,8 millones de dólares) tras haber acusado al futbolista de haber agredido a su expareja, Sherin Senler. Eckert aseguró que Senler fue «víctima de violencia doméstica» y calificó la relación que ambos tenían como «tóxica».

Los hechos por los que fue sentenciado ocurrieron el 19 julio del 2018, un día después de que la selección alemana fuera eliminada en la primera vuelta de la Copa del Mundo en Rusia, lo que aparentemente había agregado tensión a la relación. La pareja, junto a sus dos hijas gemelas, estaba en un hotel de lujo en las Islas Turcas y Caicos, en el Caribe. La víctima aseguró que Boateng la golpeó con puñetazos, le lanzó una linterna y una bolsa de refrigeración.  

TE INTERESARÍA LEER: Senadora de Paraguay es criticada al exponer su vida amorosa en las redes

El exjugador del Bayern de Múnich negó en el juicio las acusaciones de maltrato. Declaró que su expareja había sido agresiva y que lo había insultado durante la disputa, que se había dado, según indicó, por tensiones respecto a un posible fichaje del jugador al Paris-Saint Germain, contrato que finalmente nunca sucedió. El futbolista agregó que Senler lo golpeó hiriéndole el labio y que la caída se dio cuando él trataba de apartarla. De acuerdo a su versión, la linterna cayó accidentalmente cuando él lanzó un cojín sobre la mesa.

Sin embargo, Senler declaró ante el tribunal que Boateng le había dado un puñetazo en el riñón tan fuerte que le había cortado la respiración. Añadió que él la había tirado del pelo hasta hacerla caer al suelo y que después le mordió la cabeza y le metió un pulgar en el ojo. Senler afirmó que el incidente de julio 2018 no era el primero de su tipo, pero que sin duda fue el más violento. 

Botaeng indicó que Senler había presentado la denuncia para poder aumentar las posibilidades de éxito en una disputa sobre la custodia de sus dos hijas, actualmente bajo la tutela del padre, una hipótesis que fue negada por la madre de las niñas.

El futbolista duró 11 años en el Manchester United y después pasó otros diez en el Bayern de Múnich. Estaba hasta hace poco en búsqueda de un nuevo club donde evolucionar. Con nueve títulos de la Bundesliga, dos de la Liga de Campeones y una copa del Mundial, Boateng fue contratado a inicios de mes por el Olympique de Lyon para dos temporadas.   

Con AP y Reuters