Hechos

16 octubre, 2019

Asesinan a otro ganadero en el Cesar

Sicarios a bordo de una motocicleta dispararon contra la humanidad de Víctor Moisés Vega Vanegas, reconocido ganadero del centro del Cesar.

El hombre de 75 años fue encontrado sin vida a bordo de su camioneta con un impacto de bala en la cabeza.

Según reporte policial, personas que transitaban por la carretera avisaron a a las autoridades cuando vieron el vehículo estrellado contra un árbol.

Se presume que antisociales a bordo de una motocicleta dieron caza Víctor Moisés Vega cuando salió de la finca Galilea, propiedad de uno de sus hijos.

Funcionarios de la Sijín hicieron las acciones de rigor sobre el cadáver.

Según el coronel Fredy Delgado, comandante operativo de la Policía, Víctor Moisés Vega recibió un disparo mortal en la región temporal izquierda.

El ganadero habría muerto de forma instantánea antes de chocar contra una palma de aceite a una orilla de la trocha que conduce a la vereda La Sierra, en jurisdicción del corregimiento de Rincón Hondo, municipio de Chiriguaná.

“Lo que se maneja es que al señor le disparan y queda muerto dentro de su vehículo, estamos adelantando la investigación, buscando más información para esclarecer este hecho”, precisó el coronel Delgado.

Según versiones preliminares de las autoridades Vega Vanegas había sido víctima de extorsión, hurto y daño en bien ajeno.

Con el asesinato de Vegas Vanegas ya son cinco los ganaderos acribillados por sicarios en lo que va de año en el Departamento, ellos son:

  • Juan Felipe Ustáriz, ultimado a tiros y quemado dentro de su camioneta el pasado 20 de enero.
  • Breiner López Villero, asesinado en mayo en un lavadero de carro ubicado en la carrera 4 con calle 17 del barrio El Carmen.
  • José Hernán Osorio Arengas, de 84 años, asesinado el 12 de mayo cuando llegaba a su finca El Jaguil, en el corregimiento Montecitos, jurisdicción del municipio de Río de Oro.
  • Miguel Ángel Suárez, de 58 años, asesinado el 8 de septiembre de tres impactos de balas por hombres encapuchados que ingresaron a su finca ‘Mi Fortuna’ en zona rural de Chimichagua.