Política

28 enero, 2021

Asamblea puso la ‘lupa’ en problemática por falta de agua en San Diego

El presidente de la Duma, Jorge Barros presentó una proposición para escuchar al contratista y comunidad para evaluar el problema.

Para buscarle solución a una problemática que completa cerca de 30 días, la Asamblea del Cesar reunió a varios actores del Municipio de San Diego la mañana de este jueves, durante su sesión virtual.

El presidente de la Duma, Jorge Barros Gnecco, presentó una proposición que permitió declarar sesión informar y así se escuchó al contratista de la obra para optimización del sistema de acueducto local, contratada en 2017.

“Vamos a decirle la verdad a la comunidad, porque necesitamos llegar al fondo del problema. El propietario de una cantera dañó un tubo madre y esa es la información”, manifestó Barros Gnecco, quien conminó a la alcaldía, empresa de acueducto y hasta a Aguas del Cesar, a tomar cartas en el asunto para así devolverle el líquido a la comunidad.

TE INTERESARÍA LEER: Concejo aprobó cesión del lote de Idema para Fonvisocial

La información oficial asegura que el daño fue ocasionado por el propietario de una cantera, ubicada en el Municipio de La Paz, averiando la tubería de ocho pulgadas, que llenó de piedra, lodo y material contaminante.

De acuerdo a Hernán Mota, representante del Consorcio Hidráulico San Diego, quien ejecutó la obra por valor de $5.700 millones, con plazo inicial de 10 meses, “no es fácil trabajar sobre lo ya construido. Antes le entraban cinco litros por segundo a San Diego, ahora son 47 litros por segundo; tienen unos fraudes que le daría una mejor producción de agua”.

Según Mota, “el agua en los barrios no depende del contratista, porque de nosotros no. Me llegaron unos vídeos, sobre la línea de conducción hay ocho predios rurales que se benefician de manera irregular del acueducto. Existe una cantera, en el Municipio de La Paz, que siempre se ha beneficiado sin pagar el servicio. Es el común denominador entre la comunidad”.

Denunció que actualmente el municipio le adeudad cerca de $500 millones, pero terminó y entregó el proyecto sin que le pagaran.

Así habló la comunidad

El concejal de San Diego, Jorge Amaya, manifestó que la obra ejecutada para mejoramiento del acueducto “no funciona”, por eso la molestia entre los pobladores, que, a pesar de mejorarse el tema de fugaz, el servicio queda sin continuidad.

Para el veedor de la comunidad, Jorge Olivella, es necesario hacer una mesa de trabajo con los diputados, la alcaldía y contratista, para revisar a fondo el tema del agua en San Diego, porque existen problemas en tuberías, conexiones, fraudes, entre otras.

Finalmente, Jorge Barros Gnecco advirtió que desde hace muchos años la Asamblea está con los ojos puestos en el acueducto de San Diego, “para que llegue a cubrir la necesidad por la cual se contrató. En el gobierno pasado tuvimos la oportunidad de hacer estos debates por la misma preocupación; siempre he venido trabajando por la falta de agua en San Diego, así que organizaremos una mesa de trabajo con todos los actores. No es buscar culpables sino encontrar la solución para el bienestar de la comunidad sandiegana”, recalcó el presidente Jorge Barros Gnecco.