Generales

9 enero, 2020

A ‘Popeye’ nada lo salva: el cáncer le tiene los días contados

El exsicario de Pablo Escobar pasó por el quirófano en una clínica en Bogotá donde fue ingresado de emergencia.

John Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’, padece un cáncer de esófago en fase terminal, fase IV, con metástasis en pulmones, hígado y otros componentes abdominales.

El pronóstico del exsicario revelado por El Tiempo revela que pasará sus últimos meses de vida bajo cuidados paliativos en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá, donde se encuentra hospitalizado.

La cirugía a la que se sometió es una gastrotomía, una intervención con la que podrá recibir alimentos ante la imposibilidad de digerirlos por cuenta propia.

El tumor que acaba lentamente con la vida de Popeye es un adenocarcinoma, que le «puede tener como predisponente un reflujo gastroesofágico y se origina en células modificadas de la última porción del esófago en su unión con el estómago», según reveló Ángel Alberto Castro -gastroenterólogo de la Universidad Nacional.

J. J. Velásquez recibirá quimioterapia, radioterapia y terapias con láser con fines paliativos, además de dilatadores (stents) y cuidados de soporte hasta que su cuerpo de su último aliento.

Popeye en la clínica Buenos Aires de Valledupar

El delincuente fue trasladado el pasado 23 de diciembre a Bogotá tras permanecer varias semanas hospitalizado en una clínica en Valledupar.

Al exsicario queda pendiente darle la medida sustitutiva de libertad de intramural a casa por cárcel, esto debido a la enfermedad que padece.

Alias Popeye cumplió tiempo en condenas por terrorismo, narcotráfico y asesinato desde los años 90 hasta 2014 cuando quedó libre pero en 2018 volvió tras las rejas por extorsión y concierto para delinquir.