Mundo

10 marzo, 2020

Un venezolano es el segundo caso en el mundo de curación del VIH

Los científicos acaban de determinar que el tratamiento fue un total éxito después de 30 meses sin tratamiento antirretroviral y sin signos detectables del virus.

Un diagnóstico de cáncer sirvió para curarse del VIH después de someterse a un transplante de células madres y este lunes por fin decidió hacer pública su identidad tras 30 meses sin que el virus se manifestara en pruebas de laboratorio.

El venezolano fue apodado como ‘El Paciente de Londres’ para proteger su derecho a la privacidad, pero este lunes, Adam Castillejo de 40 años decidió hacer pública su historia con el VIH.

En 2016 se sometió a un trasplante de células madre con el cuidado de los especialistas de recibir un donante con la mutación CCR5 Delta 32, que protege de forma natural frente al VIH puesto que impide la entrada del virus a las células diana del VIH, los linfocitos T CD4, un tipo de glóbulo blanco.

El tiempo pasó y el virus no regresó

Después de 16 meses del transplante, el equipo médico decidió interrumpir el tratamiento retroviral y para sorpresa, el hombre no dio positivo para las pruebas de VIH cuatro semanas después, cuando el virus rebrota una vez se paraliza la medicación.

«No quiero que la gente piense: ‘Oh, es el elegido'», dijo Castillejo en una entrevista con el New York Times. “No, simplemente sucedió. Estaba en el lugar correcto, probablemente en el momento correcto, cuando sucedió «.

El venezolano celebró llegar a sus 40 años haciendo pública su historia de supervivencia al VIH y luego al cáncer en fase 4 que resultó su salvación de una muerte causada por el virus.

Una haz de esperanza para los más de 38 millones de personas que viven con VIH en el mundo

«Puede ser muy importante para las personas tener este tipo de faros de esperanza», dijo el Sr. Jefferys, director del Grupo de Acción de Tratamiento. «Al mismo tiempo, eso es mucho peso para alguien».

A pesar de ser la segunda persona en curarse de VIH en el mundo, los científicos aún afirman que el transplante de células madres podría replicarse en más pacientes.

“Nuestros resultados muestran que el éxito del trasplante de células madre, como una cura para el VIH, se puede replicar”, asegura Ravindra Kumar Gupta, de la Universidad de Cambridge y coautor de este trabajo.

Es importante señalar que este tratamiento es de alto riesgo y solo se usa como última opción para pacientes con VIH que padecen enfermedades hematológicas que ponen en riesgo su vida. Por tanto, no es una opción que podría ofrecerse se forma generalizada a pacientes que ya siguen un tratamiento antirretroviral con éxito”, puntualiza.

El primer hombre en curarse de VIH fue el denominado «paciente de Berlín», el estadounidense Timothy Ray Brown considerado curado en 2011 con el mismo tratamiento.

Etiquetas: