Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

¿Quién pega las canciones hoy en día?

La música atraviesa momentos cruciales, no tanto por la cantidad sino por la baja calidad en su esencia, obligando al consumidor a ser más visceral.

EXITOS MUSICALES EN LA ACTUALIDAD
No paso a justificar todo lo que es éxito en las redes, porque claramente no es así, simplemente es un híbrido o quizás saber descifrar el mundo actual. Escuchar nos hace bien.


No importa el mensaje, no importan los sonidos, no interesa la calidad, y mucho menos, quién cante. El público hoy en día dejó a un costado los nombres para identificarse con los mensajes e incluso ritmos.

La música atraviesa momentos cruciales, no tanto por la cantidad sino por la baja calidad en su esencia, obligando al consumidor a ser más visceral. Aquí entran todos los géneros, desde el vallenato (mi esencia) hasta reggaetón, champeta, dance, hip hop, electrónica, balada y todos los existentes.

¿Alguien sabe por qué la radio tiene días oscuros con las audiencias? Bueno, existen muchos análisis y estudios con dicha respuesta; parece que dueños, directores, programadores y hasta controles de sonido no los estudian ni mucho menos los interpretan. Los éxitos musicales ya no se hacen en cabinas, en cubículos cerrados o por capricho, hoy son virales, una palabra bastante escrita y dicha en todos los sectores. Dicho de un mensaje o de un contenido: Que se difunde con gran rapidez en las redessociales a través de internet”, este es el concepto de la RAE cuando se busca la palabra viral.

TE INTERESARÍA LEER: El vallenato no está en crisis: los artistas sí están en crisis

No paso a justificar todo lo que es éxito en las redes, porque claramente no es así, simplemente es un híbrido o quizás saber descifrar el mundo actual. Escuchar nos hace bien.  

En el vallenato, por ejemplo, hay miles de canciones que suenan en las calles, pero jamás en la radio, ¿por qué? esa respuesta pasa más por la falta de tacto y contacto de las programadoras con el oyente. O no les da la gana. En la actualidad es fácil medir la interacción del público con la A.M. o F.M. solo que muchos se quedan en sus esquemas y segmentos aburridos. Hacen radio para ellos, no para el público, ese es el error más frecuente cuando uno hace una investigación interna. Incluso hasta de periodistas.

Quienes siempre han tenido claro este fenómeno son los champeteros o bien sea, los intérpretes de champeta. Sus emisoras son los picos o pick up, llámese Rey de Rocha, El Escorpión, El Solista y todas aquellas máquinas que llevaban música al pueblo, la mayoría desconocida, pero que a la vuelta de días eran éxitos.

Con esto no quiero desprestigiar a la radio actual, porque para el público es una costumbre escucharla e interesarse de qué pasa por ahí, tienen millones de oyentes especialmente en las zonas rurales como en Colombia, donde se despiertan desde las 4:00 y antes de poner una oración, lo primero es prender el dial.

Pero tengo claro algo, por ser un integrante y amante de la radio, es que las canciones hoy no se hacen ahí, sino vaya, ponga una emisora, revise las tendencias de Youtube y haga un símil, allí encontrará una lógica respuesta. Ojo, no todo lo que está en esa plataforma digital es bueno, solo es un espejo de lo que el público quiere y escucha.

El éxito de las canciones no lo ponen las redes, lo sigue y lo seguirá haciendo el pueblo, el que pega y despega artistas, el que pone y quita presidentes, el que hace de una mentira una verdad, y el que por mucho que no queramos, manda. O sino pregúntese por ‘El perro con perro’ de Diego Daza. Esa historia se las contaré en otro capítulo.