Generales

2 marzo, 2020

Por qué Cerrejón despide al 25% de sus trabajadores y qué consecuencias podría sufrir la empresa

El bajo precio del carbón en mercados internacionales obliga a la empresa a tomar medidas que garanticen su funcionamiento, mientras que el sindicato ya piensa en una huelga que podría afectar la producción.

La empresa carbonífera Cerrejón confirmó en un comunicado que hizo efectivo el despido del 25% de sus trabajadores debido «al proceso de transformación y cambios en la estructura organizacional para hacerla más competitiva», revela.

Según explica, el objetivo es asegurar la sostenibilidad teniendo en cuenta la baja del precio del carbón en el último año.

Para febrero de 2019 el carbón promedio los $73 dólares, mientras que el febrero de 2020 el precio rondó los $44 según datos de Investing.com.

Para la empresa era necesario reducir los costos salarios y para ellos fue importante disminuir el número de cargos administrativos. «El 25% de la reducciones se dieron en el equipo directivo de vicepresidentes, gerentes, superintendentes y directores», explica el comunicado.

La reducción también se hizo en cargos de producción, analistas, supervisores, especialialistas y coordinadores.

El sindicato amenaza con ir a huelga.

Mientras tanto, la mesa de negociación colectiva de 2020 entre representantes de El Cerrejón y Sintracarbón continúan conversando para lograr acuerdos después de 32 días de intensas discusiones.

“Hay unos mínimo y máximo en los que hay que moverse. Lo que estamos esperando es una actitud de la compañía para buscar el equilibrio que nos permita encontrar y asumir las posiciones en la mesa. Defendemos los beneficios a los trabajadores, puntos específicos que El Cerrejón conoce. Y me preocupa que el tiempo va corriendo. El 7 de marzo se somete a votación si se va a tribunal”, dijo Igor López Díaz, presidente de Sintracarbón.

Para el líder sindical, si no se llega a un acuerdo el próximo paso será ir a un tribunal de arbitramiento o una huelga como medida última de presión, aunque espera que todo se pueda resolver a través del diálogo.

Este seis de marzo finaliza el plazo para lograr el acuerdo directo, después los líderes sindicales tendrán que definir los siguientes pasos.

Tenemos diez días legales para definir entre huelga y tribunal, después de esa fase nos quedan diez días más para definir si la decisión es huelga”, afirma Díaz.

El Cerrejón tiene el difícil reto de mantenerse sostenible hasta el 2034 cuando finaliza la concesión de explotación que mantiene con el Estado.