Hechos

13 mayo, 2020

«No tengo ningún problema mental» Futbolista ahoga con una almohada a su hijo con coronavirus

El jugador turco confesó el crimen y asegura no sentir ningún tipo de remordimientos.

Los médicos pensaron que la muerte del menor se debio por complicaciones respiratorias relacionadas a la Covid-19, pero 11 días después del fallecimiento del menor, su padre confesó a las autoridades que lo ahogó con una almohada en la habitación del hospital.

La única razón por la que lo maté ese día es porque no me gustaba.

El autor del crimen es el jugador Cevher Toktaş, del Bursa Yildirim Spor, equipo de la Liga regional de Turquía. El hombre confesó a la policíaque ahogó a su hijo de cinco años con un almohada en el hospital, donde el niño recibía atención médica por la tos y fiebre alta que le producía el coronavirus.

El escándalo fue publicado por el portal turco Daily Sabah. Toktaş ingresó el 23 de abril al hospital junto al niño para cumplir la cuarentena, ese mismo día el jugador llamó a los médicos a la habitación advirtiendo que su hijo tenía dificultades para respirar, pero falleció menos de dos horas después de ser ingresado a UCI.

“Presioné una almohada sobre mi hijo que estaba acostado sobre su espalda. Durante 15 minutos presioné la almohada sin levantarla. Mi hijo estaba luchando durante ese tiempo. Después de que dejó de moverse, levanté la almohada. Luego llamé a los médicos para que no sospecharan”, confesó el futbolista a la policía.

Cuando se le preguntó sobre su motivo, Toktaş dijo que mató a su hijo porque simplemente «no lo amaba».

“Desde su nacimiento nunca he amado a mi hijo menor. No sé por qué no lo amo. La única razón por la que lo maté ese día es porque no me gustaba. No tengo ningún problema mental”, explicó.

“No tengo ningún problema mental… La única razón por la que lo maté ese día es porque no me gustaba”

El jugador fue arrestado de inmediato y ahora se enfrenta a la cadena perpetua, máxima pena a pagar por un delito de esa índole en Turquía. Las autoridades también exhumaron el cuerpo del niño para realizar un autopsia.