Mundo

13 mayo, 2020

‘No hay inmunidad de rebaño’: España confirma el fracaso de controvertida inmunización contra el coronavirus

La inmunidad de rebaño se produce cuando un número suficiente de individuos está protegido ante una infección y actúan como barrera para frenar la cadena de contagios de determinado virus.

Con 271,095 positivos, España es el segundo país del mundo con más personas diagnosticadas para Covid-19, detrás de Estados Unidos que superó este miércoles los 1.4 millones de pacientes.

El gobierno español puso en marcha un estudio para determinar si el alto número de contagios jugaba a favor de la reactivación de la economía y el regreso de la normalidad ante el confinamiento con un resultado poco alentador.

Pero antes entendamos que la inmunidad de rebaño, también conocida como inmunidad de grupo o colectiva, se produce cuando un número suficiente de individuos está protegido ante una infección y actúan como barrera para frenar la cadena de contagios de determinado virus.

El Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III revelaron que España está lejos de alcanzar la inmunidad de rebaño que permitiría aplanar la curva de la enfermedad.

Solo el 5% de los españoles ha tenido contacto con el coronavirus, lo que supone que cerca de dos millones tendrían anticuerpos contra la Covid-19.

Aunque es un número alto en relación a la cantidad de diagnósticos (más de 271.000), la realidad es que para conseguir la deseada inmunidad de grupo, al menos 60% de la población debería contar con anticuerpos, es decir, más de 25 millones de españoles.

No funciona contra la Covid-19

Esta estrategia fue la que adoptó el Reino Unido al inicio en las primeras semanas del coronavirus, sin embargo la gran cantidad de casos graves obligó al gobierno británico a descartarla y hoy es el segundo país, por detrás de EE.UU., con más fallecidos por la enfermedad con 33,186 al momento de publicar esta nota.

Estudios previos revelaron que en Europa el porcentaje de población que ya creó anticuerpos contra la enfermedad se situa por debajo del 5%. En Estados Unidos y Sudamérica aún no se publican estudios de este tipo.