Generales

6 marzo, 2020

Más de 4.000 hectáreas quemadas por incendio en Sierra Nevada y serranía de Perijá

Para trabajar en labores de apagar el fuego, la Oficina de Gestión del Riesgo, con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea, coordina los controles.

Un incendio de grandes proporciones consume gran parte de la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía de Perijá, en los municipios de La Paz, Manaure y Codazzi, Cesar.

Ya son más de 4.000 hectáreas de bosque consumido por las llamadas, producidas especialmente por las denominadas socolas realizadas por campesinos, productores y dueños de predios privados en la zona de estos macizos ambientales.

Para trabajar en labores de apagar y detener el fuego, la Oficina de Gestión del Riesgo departamental, con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea Colombiana, coordina los controles.

“Tenemos una situación complicada en la parte alta de Manaure, el fuego está muy alto y la ayuda del helicóptero no sido posible utilizarla, hoy nos colabora en el transporte de personal y herramientas. Esperemos que la situación mejore en las próximas horas y con los trabajos en campo terminemos con esta afectación”, dijo la coordinadora de la Oficina Departamental de Gestión del Riesgo, María José Páez, en la Asamblea Departamental.

Actualmente, se articula el trabajo y apoyo con unidades del Ejército, la Defensa Civil y el cuerpo de bomberos de La Paz, así como la colaboración de ciudadanos que se han desplazado hasta la zona donde se registran los incendios para ayudar a sofocar las llamas.

María José Páez indicó que desde el lunes anterior se viene trabajando en el monitoreo constante de la situación con el apoyo de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y la Dirección Nacional de Bomberos y se ha coordinado el desplazamiento de 20 personas a la zona de las conflagraciones donde trabajan en la extinción del fuego. “El helicóptero trasladó el personal del Ejército y la Defensa Civil este martes y el miércoles los recogieron y fueron relevados por otro grupo”, dijo.

La funcionaria hizo un llamado a la población que reside en los sectores rurales para que no realice quemas por ningún motivo, teniendo en cuenta que para los próximos días no hay pronóstico de lluvias y las altas temperaturas acompañadas de fuertes vientos son los causantes de que las llamas se propaguen y el fuego alcance grandes dimensiones causando grandes pérdidas en flora y fauna.