Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

Los agüeros de Rigoberto Urán para correr en su bicicleta

16 mayo, 2021

El corredor colombiano no está en el Giro de Italia, pero analiza la carrera desde la televisión internacional. Esta es la historia.

RIGOBERTO URÁN
El hijo de Urrao, Antioquia, manifestó no creer en los agüeros por los números que porta en su camiseta. Siempre le dan el 81 o el 88.


El ciclismo es otro de los deportes, como el fútbol, que más pasiones genera en Colombia, en especial, en la última década por los grandes triunfos de Nairo Quintana, Egan Bernal, Rigoberto Urán, Daniel Felipe Martínez, entre otros.

Por estos días se corre el Giro de Italia, con varios compatriotas en carrera, pero un gran ausente es Urán, quien siempre ha sido protagonista en las grandes de Europa.

Y no es tan lejos que está, Rigoberto hace comentarios en la cadena internacional ESPN, con Mario Sabato, Óscar Restrepo y Víctor Hugo Peña, especialistas de la materia.

En la mañana de este domingo, en el marco de la novena etapa del Giro, Rigoberto reveló detalles de cómo afronta sus carreras, entre entrenamientos y competencias oficiales.

TE INTERESARÍA LEER: Lo que Diomedes Díaz despreció con Fernando Dangond

El hijo de Urrao, Antioquia, manifestó no crees en los agüeros por los números que porta en su camiseta. Siempre le dan el 81 o el 88.

“Yo fui chancero y no cree en los números”, advirtió Urán, quien agregó otro dato muy interesante.

“Los únicos agüeros míos son una buena ducha, buen protector solar y loción, esa sí no puede fallar porque me gusta oler bien y llevar, además, mis zapatillas bien blancas”, destacó Rigoberto Urán.

Seguido confesó que “cuando es contrarreloj no me baño; en el Giro no se bañan los ciclistas por el frío, pero en el Tour si se bañan todos los días, tres duchas al día”.

Finalmente, dijo que utiliza vinagre blanco para limpiarse las piernas y darse una ducha con agua caliente.

“Mi suegra es llervatera, el vinagre lo mezcla con agua, se lo echa al cuerpo y a los implementos. Se usa un poquito y no mucho. No es recomendable, simplemente pregúntele a su mamá si puede hacerlo”, recalcó entre risas Rigoberto Urán.