Mundo

5 agosto, 2020

Lo que se sabe de la explosión en Beirut: ¿accidente o atentado?

Es la hora y en el Líbano siguen haciendo esfuerzos por atender a los heridos, buscar sobrevivientes y evaluar el alcance total del daño.

¿Qué en este 2020 han pasado cosas muy extrañas? Esa es una pregunta hecha con frecuenta por habitantes de la Tierra, especialmente desde sus redes sociales, donde comparten temas como el coronavirus, la orden de captura contra el expresidente Álvaro Uribe, y ahora, la gran explosión que sacudió a Beirut, la capital libanesa, dejando decenas de muertos y miles de heridos.

Las primeras hipótesis hablan de un gran suministro de material explosivo confiscado y potencialmente no asegurado, concentrado en un almacén en el puerto de la ciudad, cerca de áreas pobladas.

Es la hora y en el Líbano siguen haciendo esfuerzos por atender a los heridos, buscar sobrevivientes y evaluar el alcance total del daño.

¿Qué, cómo y cuándo?

El gran estallido, que se ve en redes sociales, se originó a las 6:07 de la tarde, hora local, cerca del puerto y el distrito central de Beirut.

Los lugares concurrentes adyacentes al sitio incluyen la histórica Plaza de los Mártires; los barrios Gemmayzeh y Mar Mikhael, famosos en la escena de los bares en Beirut; la histórica mezquita Mohammad Al-Amin; Grand Serail, el palacio de gobierno, y el Palacio Baabda, la residencia oficial del presidente.

La explosión arrasó la ciudad, volcó autos, quebró vidrios y provocó que algunas casas se derrumbaran. Los edificios dañados incluyen las oficinas del exprimer ministro, Saad Hariri, y la sede de CNN en el centro de Beirut. De acuerdo a testigos, hay daños a viviendas a una distancia de hasta 10 kilómetros.

La explosión incluso se sintió en Chipre, a unos 240 kilómetros de distancia, y se registró como un sismo de magnitud 3,3.

El número de muertos en Beirut

Ya son más de 100 personas muertas por la explosión y al menos 4.000 resultaron heridas, declaró el ministro de Salud, Hamad Hassan, en una entrevista telefónica el miércoles por la mañana con uno de los canales de televisión nacionales del Líbano. Las cifras aumentarán.

“Hay muchas personas desaparecidas hasta ahora. La gente pregunta al departamento de emergencias acerca de sus seres queridos y es difícil buscar por la noche porque no hay electricidad. Estamos enfrentando una catástrofe real y necesitamos tiempo para evaluar el alcance de los daños”, dijo Hasan según un reporte de Reuters.

Entre los muertos se encuentran el secretario general del partido político Kataeb, Nazar Najarian, según la agencia de noticias NNA, administrada por el Estado en Líbano. Estaba en su oficina cuando ocurrió la explosión y murió después de quedar gravemente herido.

Al menos 10 bomberos que trabajan para el municipio de Beirut están desaparecidos, advirtió el gobernador de la ciudad, Marwan Abboud.

Al menos un australiano murió y el edificio de la embajada australiana quedó “significativamente comprometido”, dijo el primer ministro de Australia, Scott Morrison. Dos ciudadanos filipinos también murieron por la explosión y otros ocho resultaron heridos, de acuerdo con un comunicado de la embajada de Filipinas en Beirut. Otros 11 marinos filipinos siguen desaparecidos.

Un ciudadano japonés y un ciudadano indonesio también resultaron heridos, según las autoridades de esos dos países.

Integrantes de las fuerzas navales de mantenimiento de la paz con la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) también han resultado heridos, algunos de gravedad. Han sido transportados al hospital para recibir tratamiento, dijo la FPNUL.

¿Por qué se generó la explosión?

Tras la explosión hubo informes contradictorios e inicialmente se atribuyó a un incendio importante en un almacén de petardos cerca del puerto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aumentó la confusión cuando se refirió al incidente como un “ataque”, aunque funcionarios del Departamento de Defensa le dijeron a CNN posteriormente que no había indicios de que ese fuera el caso.

Pero en las primeras horas del miércoles, el primer ministro Hassan Diab dijo que unas 2.750 toneladas métricas de nitrato de amonio, un material altamente explosivo, habían sido almacenadas en un almacén portuario durante los últimos seis años “sin medidas preventivas”.

El jefe de seguridad general del Líbano dijo que un “material altamente explosivo” había sido confiscado años antes y almacenado en el almacén, que está a solo unos minutos a pie de los distritos de compras y vida nocturna de Beirut.

Los funcionarios hasta ahora no han comentado sobre lo que podría haber provocado el incendio.

Diab anunció una investigación sobre la explosión y dijo que incluiría “revelaciones que se anunciarán sobre este peligroso almacén que ha estado presente desde 2014”.

“No descansaré hasta encontrar a los responsables de lo que sucedió, llevarlos ante la ley e imponer el máximo castigo”, dijo en un comunicado. Añadió que era “inaceptable” que se hubiera almacenado tanto nitrato de amonio mientras se ponía en peligro la seguridad de los ciudadanos».

Sin embargo, expertos advirtieron que la explosión podría haber sido causada por algo más que el nitrato de amonio.

    Notas Relacionadas



    Cargando...