Generales

3 diciembre, 2019

La JEP acepta a Jaime Blanco Maya a cambio de revelar nexos entre Drummond y las AUC

La JEP aceptó al ganadero Blanco Maya, uno de los jefes del señalado clan Maya en Valledupar, a cambio de revelar detalles del supuesto financiamiento de Drummond a grupos ilegales paramilitares entre los años 1993 y 2002.

Booking.com

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) aceptó a Jaime Blanco Maya, excontratista de Drummond y exganadero condenado en 2013 a 38 años de prisión por la muerte de dos sindicalistas de la multinacional estadounidense en marzo de 2001.

Jaime Blanco es hermano del excontralor Edgardo Maya y del médico y exdirector del hospital Rosario Pumarejo de López, asesinado por sicarios el 10 de octubre de 2015.

La promesa de Blanco fue presentada ante la JEP en un llamado plan de «verdad, reparación y de garantías», según revela El Espectador.

En el documento se afirma que Blanco Maya “esclarecerá la relación (de financiamiento) entre las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y la Drummond entre 1993 y 2002 en las que cumplió un rol de intermediario (…) y cómo se dio la victimización a los grupos sindicales”.

La Fiscalía ya determinó que el excontratista de Drummond mantuvo una relación cercana con alias ‘Jorge 40’, líder paramilitar que paga condena en Estados Unidos por narcotráfico desde el 2008.

La justicia ya determinó la responsabilidad de Jaime Blanco en los asesinatos de Víctor Orcasita y Valmore Locarno, presidente y vicepresidente del Sindicato Nacional de los Trabajadores Mineros Petroquímicos, Agrocombustibles y Energético, y quienes lideraban una huelga para forzar a Drummond a cambiar a la empresa que surtía de alimentos a los trabajadores de la que era propietaria Blanco.

El exganadero se comprometió con la JEP a revelar qué tan involucrados están los directivos de Drummond en el financiamiento de grupos ilegales que ejecutaron sicariatos usando su empresa como intermediaria en los pagos hechos a la AUC.

Tal como reveló el ganadero a la justicia norteamericana, alias ‘El Tigre’ lo contactó en 1995 para que usara su empresa, Industrial de Servicios y Alimentos (ISA), como fachada para el financiamiento a las AUC.

Blanco Maya habría comunicado al jefe de seguridad de la multinacional James Atkinz, a Gary Drummond, entonces presidente la compañía carbonera y directivos de la misma, quienes presuntamente aprobaron el modus operandi.

Jaime Blanco Maya pedirá perdón público

Este no será el único compromiso de Jaime Blanco Maya con la JEP, ya que también se ofreció a realizar «jornadas de perdón público» en El Paso y Chiriguaná con la intención de desestigmatizar el sindicalismo y hacer pedagogía sobre los imaginarios que alentaron los crímenes.

Fuentes de la Fiscalía revelaron a El Espectador que «ese organismo se apresta a definir si les abre una investigación formal o no» que involucra los nombres de José Miguel Linares, vicepresidente ejecutivo de la época y actual presidente de Drummon; el actual gerente de relaciones con la comunidad, Alfredo Araújo (capturado en 2015 y dejado luego en libertad); James Atkins, jefe de seguridad, y el coronel Luis Rodríguez.