Hechos

14 agosto, 2019

La clave entre la cárcel y la libertad plena para el cantante que mató al asesino de su esposa

El artista negó los cargos imputados en la audiencia preliminar y se le dio libertad condicional hasta que avance el proceso.

La Fiscalía imputó el cargo de homicidio simple a Richard Cardona, el imitador de Pipe Bueno que mató al ladrón que segundos antes hirió de muerte a su esposa.

En una circunstancia muy similar fue absuelto un militar que en 2018 disparó contra un rompevidrios cuando intentó atracar el taxi en el que se movilizaba.

El proceso penal tardó un año en resolverse con el fallo del juez quien consideró que el sargento del ejército actuó en legítima defensa y además salvó la vida del conductor del taxi.

¿Entonces, por qué la Fiscalía insiste en imputar cargos contra una víctima de la delincuencia común?

El artista negó los cargos imputados en la audiencia preliminar y se le dio libertad condicional hasta que avance el proceso.

Según el Artículo 32, Numeral 6 del Código Penal colombiano, habrá ausencia de responsabilidad o no habrá lugar a responsabilidad penal cuando:

Se obre por la necesidad de defender un derecho propio o ajeno contra injusta agresión actual o inminente, siempre que la defensa sea proporcionada a la agresión.

El fiscal acusador aseguró que “el artista, al ver a su esposa herida, persiguió al presunto asaltante y con ira lo enfrentó arrebatándole el cuchillo con el cual lo habría lesionado provocando su muerte”. 

Esta declaración podría cambiar el rumbo del proceso penal, ya que en el caso del militar, sí disparó contra el delincuente en momento en que su vida corría peligro, mientras que el cantante mató a su agresor momentos después de ser atacada su esposa.

Entérate de los hechos: Exparticipantes de ‘Yo me llamo’ asesina al ladrón que hirió de muerte a su esposa- VDEO

Si se demuestra que el cantante mató al delincuente producto del dolor y la ira y no en defensa propia, la justicia tendría que procesarlo.

La clave está en el tiempo que transcurrió entre la agresión a Charlotte Cobos y la respuesta de su esposo, quien admitió haber actuado producto de la ira y el dolor.

Según el código penal en su Artículo 106, Numeral 6, a quien se declare culpable de homicidio incurrirá en prisión de 13 a 25 años y la pena podría subir a 40 años si se comprueba, como el caso en mención, que actuó con sevicia, es decir, con la intensión de hacer sufrir a la víctima.

Por lo pronto, la Fiscalía continuará con el proceso y será cuestión de tiempo si deciden la preclusión del caso o si Richard Cardona irá a la cárcel por matar al ladrón con el mismo cuchillo con el que fue herida de muerte su esposa.