Cultura

17 junio, 2020

Historia de película: Netflix sacude con nuevos detalles en ‘El robo del siglo’

Andrés Parra, Marcela Benjumea y Christan Tappan protagonizan El robo del siglo.

La plataforma de streaming Netflix, ya tiene fecha de estreno para ‘El Robo del Siglo’, el recuento del histórico robo al Banco de la República de Valledupar en el año 1994.

A partir de este 14 de agosto los usuarios de esta plataforma, podrán ver la serie de ficción que mostrará en seis episodios de 40 minutos cada uno, el asalto que fue catalogado como una de las hazañas del crimen más impactantes de los años 90, en el que los ladrones se llevaron más de 24 mil millones de pesos, en un verdadero robo de película.

La producción está basada en el libro del escritor y periodista Alfredo Serrano Zabala, ‘Así robé el banco: el asalto del siglo XX en Colombia’ (2008), y será protagonizada por Andrés Parra y Christian Tappan, recordados por sus papeles en ‘Escobar el patrón del mal’. El Robo del Siglo, fue creada por Pablo González y Camilo Prince y realizada por Dynamo.

Andrés Parra, Marcela Benjumea y Christan Tappan protagonizan El robo del siglo.  

Esta historia ha sido relacionada con la afamada serie española ‘La Casa de Papel’, por la similitud en cómo se planeó el robo y en como los autores de este hecho, lograron quedarse con el botín sin realizar ni un solo disparo.

Santa Marta, la capital del Magdalena, fue la locación principal escogida por los productores para recrear la historia ocurrida hace 25 años, esto, porque ‘la samaria’ ha sido escenario de persecuciones, tomas ficticias de la policía y toda la magia del séptimo arte.

La historia del verdadero ‘Robo del siglo’

Banco de la República Valledupar

Hace 25 años, entre el 16 y 17 de octubre de 1994, se ejecutó el mayor robo de dinero en efectivo que haya ocurrido en el país, en la sucursal del Banco de la República de Valledupar. Fueron $24.072 millones de la época cuyo hurto generó traumas en el comercio, temor por las repercusiones en la economía, investigaciones, debates en el Congreso, capturas —incluso de inocentes— y condenas. Fue un escándalo que solo pudo ser superado por el proceso 8.000 y del que quizá no se volvió a hablar con la magnitud que amerita.

Catorce ladrones irrumpieron en la bóveda del banco, en donde se guardaba dinero emitido y sin emitir. Lo lograron entrar con un camión, a plena luz del día en la mañana del domingo 16, con la participación del encargado de la seguridad del edificio, Winston Tarifa. La fechoría les tomó alrededor de 20 horas y finalmente se llevaron un botín equivalente a unos $160.000 millones de hoy (unos US$45 millones), del que, sin embargo, cerca de 75 % eran billetes sin emitir, es decir, papel al que no se le había dado el valor del dinero a través de un acta del Banco de la República.

Estos eran los billetes de la época: