Educación

10 febrero, 2021

Gobernación y Diócesis firmaron convenio para garantizar educación en zonas de difícil acceso del Cesar

Este convenio que tiene una inversión de $16.000 millones y contempla, además, una canasta educativa para los distintos grados escolares.

Desde la vereda Japón, en el Municipio de Astrea, el gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco formalizó el convenio de educación rural con la Diócesis de Valledupar para garantizar el servicio educativo a 6.300 estudiantes del Cesar.

El acto se llevó a cabo con estudiantes de la Institución Educativa San Pedro, sede Marco Tulio Barrientos Palomino. Ahí, en presencia del Obispo de Valledupar, monseñor Óscar José Vélez Isaza y los alcaldes de Astrea, Bosconia, El Copey, Chimichagua, Chiriguaná y Curumaní, Monsalvo Gnecco expresó su complacencia con el inicio del convenio en el que también se contratarán 366 maestros y directivas, encargados de impartir conocimientos en estas zonas.

“Este proyecto nos permite llegar a las zonas rurales a todas las veredas e incluso a quienes están en la parte alta de la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta. Agradezco de forma especial a los profesores, rectores y directivas de este programa por el importante trabajo que realizan. Son 366 personas que hoy se contratan para llegar a muchos rincones de nuestro departamento”, manifestó el gobernador Luis Alberto Monsalvo.

TE INTERESARÍA LEER: Gobierno Colombiano crea un Estatuto de Protección Temporal para migrantes venezolanos

Durante el acto, los estudiantes, docentes y padres de familia, expresaron su agradecimiento con mensajes, ratificaron su compromiso por estudiar, aprender y crecer académicamente.

“En pandemia perdimos a seres queridos, hemos tenido que apostar a la reactivación económica, pero sobre la pandemia ha golpeado la educación de nuestros niños. Solo con educación somos mejores seres humanos y por eso, también avanzamos en la reactivación educativa” dijo el gobernador.

En las zonas rurales, lejanas y dispersas del departamento es donde menor tasa de contagio por COVID-19 se presenta y donde los escenarios en espacios abiertos pueden garantizar el distanciamiento de los niños para su retorno a clases, explicó la Secretaría de Educación departamental, quien garantizará el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad mediante el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso del tapabocas.

Cabe resaltar que este convenio que tiene una inversión de $16.000 millones, también contempla una canasta educativa que contiene kit de aseo y materiales didácticos para los grados de preescolar, básica, media; un componente de infraestructura y mejora en las instituciones educativas, entre otros.



    Notas Relacionadas



  • Cargando...