Generales

8 enero, 2020

Fiscalía pone fin al caso de los hermanos Uribe Noguera

El próximo miércoles se cierra la investigación contra Francisco y Catalina Uribe, hermano de Rafael Uribe, feminicida de la niña Yuliana Samboní.

Francisco y Catalina Uribe podrán seguir su vida en paz después del infierno que les hizo vivir Rafael Uribe con el secuestro, violación y asesinato de la niña Yuliana Samboní y por el cual la Fiscalía los acusaba de cómplices.

Fuentes del Ministerio Público revelaron que la Fiscalía no presentará el recurso de casación ante el Tribunal Superior de Bogotá contra los hermanos Uribe, quienes fueron absueltos en primera y segunda instancia por la supuesta manipulación de evidencias.

Es así como quedará por cerrado el proceso penal que quedó a cargo del despacho del magistrado del Tribunal Superior de Bogotá Gerson Chaverra Castro, ponente de la decisión de segunda instancia que mantuvo la absolución.

Tres años tardó el proceso judicial en contra de los hermanos Catalina y Francisco Uribe Noguera.

El juez 46 de conocimiento de Bogotá sentenció el pasado 9 de agosto el fallo después de analizar las pruebas que demuestran que Catalina y Francisco Uribe colaboraron todo el tiempo con las autoridades para la captura de su hermano.

“Las pruebas deben ser suficientes para despejar cualquier tipo de duda razonable, el fallo no puede basarse en pruebas de referencia”, dijo el togado.

Hermanos Uribe Noguera

La Fiscalía acusaba a los hermanos Uribe de intentar obstruir la justicia cuando llevaron a Rafael Uribe a la clínica Monserrat después de estar en su apartamento, lugar donde perpetró el crimen.

Sin embargo, el juez asegura que los hermanos solo se enteraron de la muerte de la pequeña cuando iban en el taxi. En esa oportunidad señaló a Francisco Uribe como el más colaborador con las autoridades.

Rafael Uribe

Según el letrado, los hermanos Uribe Noguera avisaron a las autoridades del lugar donde se encontraba su hermano y confesaron el feminicidio.

Los informes médicos demostraron que la vida de Rafael Uribe estaba en peligro cuando sus hermanos lo llevaron a la clínica. Según el juez, Francisco fue quien llevó a los miembros del Gaula a la escena del crimen.

«Probamos más allá de toda duda que éramos inocentes. Siempre hemos colaborado, siempre hemos dado la cara», dijo uno de los hermanos al finalizar la audiencia.

Por qué no se les pudo acusar de encubrir a Rafael Uribe

El dictamen del juez señala que para el momento en que Francisco y Catalina se enteraron de la búsqueda que realizaba la policía, no existía una orden de captura contra Rafael, por lo cual no estaban obligados a avisar sobre sus movimientos.

Los médicos que atendieron a Rafael Uribe en la clínica testificaron que la vida del hombre corría peligro tras presentar una condición cardíaca aguda.

La defensa de Catalina y Francisco señaló que los hermanos no estaban en la obligación de dar aviso a las autoridades sobre la ubicación de Rafael cuando se enteraron del crimen, si era necesario su traslado a un centro de salud.