Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

En crisis del Hospital Rosario Pumarejo, Monsalvo ‘patea el balón’ a EPS y Gobierno Nacional

6 julio, 2021

El Gobernador del Cesar aceptó que nombrar a Jakeline Henríquez como gerente fue un “desacierto”. No hay soluciones para salvar el hospital.

RUEDA DE PRENSA ROSARIO PUMAREJO DE LOPEZ (1)
Monsalvo Gnecco argumentó que parte de los inconvenientes se presentan “en la no contratación de las EPS porque se mudaron al sector privado”.


Sin luz al final de la penumbra en que camina se encuentra el Hospital Rosario Pumarejo de López, ad portas de caer en la ruina y la privatización.

Hoy, cuando la gerencia de la entidad adeuda siete y 15 meses atrasados a médicos generales y especialistas, respectivamente, la Gobernación del Cesar no planteó una salida para inyectar recursos o cambiar el rumbo administrativo de Jakeline Henríquez Hernández.

Las deudas a proveedores, trabajadores y contratistas es uno de los tantos inconvenientes que mantienen en huelga a un sinnúmero de personas, así como la ausencia de una empresa de vigilancia y el cierre de la UCI COVID.

El gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, acompañado de algunos integrantes de la junta directiva del Rosario Pumarejo y el Colegio Médicos del Cesar, realizaron una rueda de prensa este martes sobre el mediodía, en la que se expuso la situación de la ESE, pero no soluciones para mejorarlo.

TE INTERESARÍA LEER: La Guajira sin gobernador: Consejo de Estado declara nula elección de Nemesio Roys

Monsalvo Gnecco argumentó que parte de los inconvenientes se presentan “en la no contratación de las EPS porque se mudaron al sector privado”, dejando a un lado la responsabilidad de la junta directiva, donde él es su presidente.

“Tenemos que convocar a las entidades del orden nacional para que nos ayuden, en parte, a hacer un proceso de control y de poner en cintura a las EPS que se escudan, inclusive, diciendo que no hay un servicio de calidad cuando lo que vemos es una serie de especialistas y de gente muy reconocida en la ciudad”, aseguró el mandatario de los cesarenses.

Hasta el 10 de julio tiene la gerente Jakeline Henríquez Hernández plazo para abonar parte del pago a médicos, de lo contrario las renuncias volverán al centro asistencial público más grande del departamento.

“Si por mí fuera ya hubiese cambiado a la actual gerente, pero las normas y las leyes dicen lo contrario; no tengo la competencia para hacer un cambio de gerencia, porque todavía no hemos hecho una evaluación o porque no ha cumplido el año”, recalcó Monsalvo, quien advirtió, además, “para nadie es un secreto que la mayoría de los gerentes salieron de ahí ricos y llenos de plata. El hospital ha sido la finca de los gerentes».

Finalmente, una propuesta sobre la mesa es llevar a Ley 550 al Hospital Rosario Pumarejo de López, según Hugues Fonseca, representante de los usuarios en la junta directiva de la entidad.

Precaria situación

De acuerdo a Joaquín Maestre Vega, presidente del Colegio Médico de Valledupar, la responsabilidad en el déficit del Hospital Rosario Pumarejo de López no es de un solo actor, como la Gobernación del Cesar.

“Liquidaron una serie de EPS y esas quedaron debiendo $29.000 millones al Rosario Pumarejo de López, pero además de eso, hay una atención a migrantes por la que deben $35.000 millones. El Gobierno Nacional no ha dado esos recursos porque dice que solo quiere pagar la urgencia”, manifestó Maestre Vega.

En contacto con los médicos del Hospital Rosario Pumarejo, estos dicen que no se identifican con el pronunciamiento del presidente del Colegio Médico de Valledupar, porque internamente la situación es otra y ningún ente de control hace seguimiento a las denuncias. Toda la serie de críticas con respecto a la mala situación del Hospital Rosario Pumarejo de López está ligada a la construcción del Centro Cultural y de Convenciones de la Música Vallenata, que proyectó la Gobernación del Cesar, con una inversión superior a los $140.000 millones, la cual iniciará este miércoles 7 de julio con un evento gigantesco.