Hechos

5 junio, 2019

Desde ‘La Tramacúa’, Rafael Uribe Noguera revela escalofriantes detalles del asesinato de Yuliana Samboní

En una teleconferencia desde la cárcel la Tramacúa de Valledupar el asesino y violador reveló cómo fueron las últimas horas de vida de Yuliana y los vejámenes sexuales a los que sometió a la niña.

Rafael Uribe Noguera rindió la primera declaración sobre los sucesos que llevaron a la muerte a la pequeña Yuliana Samboní el 4 de diciembre de 2016.

El hoy condenado a 58 años de cárcel dio detalles del momento en que fue sorprendido con el cuerpo de la niña de 7 años que violó y asesinó, como parte del juicio que se adelanta contra sus hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera.

En una videoconferencia desde la cárcel ‘La Tramacúa’ de Valledupar, el hombre de 38 años relató el momento en que

«Cuando empiezo a tener memoria y conciencia de lo que está pasando recuerdo que miro mi celular y tengo cualquier cantidad de llamadas y mensajes. Leo algunos. Veo que me buscan afanadamente. Un tiempo después decido contestar el celular y es mi hermana Catalina, me dice que me está buscando el Gaula que yo dónde estoy. Yo le miento le digo que estoy en casa de una amiga y ella me pregunta que dónde está mi carro, yo le digo que está en el apartamento de Equus 66».

Según el asesino confeso, su hermana no logró encontrar la camioneta porque fue estacionada en el puesto de visitantes, desde donde no se puede ver desde la calle. Además confiesa que la esposa de su hermano también estuvo en el apartamento Eqqus 66 donde asesinó a la niña.

«Recuerdo que el citófono suena también bastantes veces y es el vigilante diciéndome que ya está abajo, intentó subir, le digo al vigilante que por favor no lo deje subir y que cualquier persona que venga al apartamento que por favor diga que yo no estoy ahí».

Uribe Noguera explicó que él había sido el arquitecto del edificio, razón por la que supo dónde esconder el cadáver de la niña, en una compuerta de madera del jacuzzi.

En su declaración también admitió que estuvo a punto de suicidarse lanzándose por el balcón del apartamento de no ser por su hermano quien entró al apartamento saltándose un muro que conecta a la terraza del apartamento.

«Estoy sintiendo mucha angustia. Al presentir que en cualquier momento mis hermanos pueden llegar, yo escondo, saco el cuerpo de Yuliana y lo escondo», dijo. No tiene claridad en si después o antes de este momento, decide ocultar la ropa de la menor en el baño principal del apartamento. «Después no sé exactamente lo que sucedió, me salgo al balcón del cuarto auxiliar del apartamento, (…) Estaba pensando tirarme del balcón».

«Lo primero que pasa es que él me agarra por detrás y me jala hacia adentro y me coge de los brazos y me zangolotea. Nunca lo había visto de esa manera. Me empieza a gritar que qué hice con la niña, que dónde estaba la niña, que me va a matar si le pasa algo. Está salido de sus casillas. Grita que dónde está la niña dónde está la niña».

Los testimonios de Rafael Uribe servirán para demostrar si hubo o no complicidad entre los hermanos en el feminicidio y la violación de Yuliana Samboní.

Te interesa: ASI OPERABAN ENLANCES ENTRE NARCOTRAFICANTES COLOMBIANOS Y MAFIOSOS ITALIANOS Y CARTELES MEXICANOS

Etiquetas:

    Notas Relacionadas



  • Cargando...