Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

Delincuencia toca la farándula: atracado el cantante Erick Escobar en Valledupar

3 agosto, 2021

Los robos continuos se presentan en la ciudad sin respuestas de las autoridades. El cantante fue intimidado con arma de fuego por un hombre.

ERICK ESCOBAR
El robo supera un monto de $15 millones.


Ni compartir en sitios cerrados, bajo rejas o cualquier otra protección electrónica frena la ola de atracos en Valledupar. Una nueva víctima se conoció, el cantante Erick Escobar.

De acuerdo a lo conocido por PRIMERA LÍNEA, el intérprete de ‘No pude quitarte las espinas’ se encontraba la noche del lunes 2 de agosto en un sitio de comidas ubicado en la carrera 13B con calle 6B, cuando dos hombres llegaron a bordo de una motocicleta a la zona peatonal, uno se bajó del vehículo e ingresó pasando la reja protectora, apuntando con una pistola intimidó a Erick Escobar y su señora esposa.

Dos celulares de última gama, una cadena de oro y otros elementos fueron los que le quitaron a Escobar, frente a varias personas y trabajadores del sitio. El robo supera un monto de $15 millones.

TE INTERESARÍA LEER: De un tropezón, Elder Dayán sacó su nuevo éxito con ‘Nací solo’

“No pudo hacer nada, quieto es quieto, con un arma no se juega y lo único que hicieron fue entregar los teléfonos y Erick quitarse la cadena que llevaba puesta. Esto en Valledupar es terrible, los vídeos corren por las redes sociales, siempre son dos o cuatro hombres en dos motocicletas que hacen los atracos sin reacción de la Policía ni de la Alcaldía de Valledupar. ¿Qué haremos para protegernos?”, le dijo a PRIMERA LÍNEA una fuente cerca a Erick Escobar, quien venía de cumplir compromisos musicales en Medellín, una tierra fuerte para su música y el vallenato romántico en general.

Este hurto se suma a los cientos denunciados y expuestos en redes sociales como Twitter, donde hombres llegan a restaurantes, andenes, casas y sitios privados armados, amedrentando y llevándose teléfonos, accesorios, más todo lo que puedan cargar en sus manos, mientras las autoridades mantienen silencio ante las críticas de la ciudadanía.

La historia de Erick Escobar