Por: Rogers Fernández


Mis redes




Comparte esta noticia

Declarado crimen de lesa humanidad el asesinato del periodista Guzmán Quintero Torres

El jefe de redacción del diario El Pilón fue asesinado en la noche el 16 de septiembre de 1999 después de haber salido del periódico.

quintero-torres-guzmán-el-pilon


La Fiscalía General de la Nación declaró el homicidio de Guzmán Quintero Torres como un crimen de lesa humanidad a tres días de que el asesinato prescribiera.

La medida busca mantener a flote la investigación para esclarecer los hechos dos décadas después de haberse perpetrado el asesinato del entonces jefe de redacción del diario El Pilón, en Valledupar.

El hecho se registró la noche del 16 de septiembre de 1999 cuando Quintero Torres, de 33 años, salió del periódico con colegas a un bar en el centro de la ciudad.

Minutos después de estar compartiendo con sus compañeros un sujeto aún no identificado se acercó y disparó cuatro veces contra la humanidad del periodista.

El asesinato de Quintero conmocionó a todo el gremio del periodismo, en especial en la Costa Caribe, donde era considerado como uno de los mejores en investigación.

Es recordado por ser uno de los primeros en denunciar públicamente los atropellos del Ejército Nacional en el Cesar, Bolívar y La Guajira, así como dar a conocer las amenazas y masacres que perpetraron en la región los grupos paramilitares.

Su legado es reconocido por los medios y grandes periodistas del país tras ser uno de los primeros en documentar las ejecuciones extrajudiciales, casos que años después se conocería como falsos positivos. 

«En ese momento Guzmán Quintero publicó en El Pilón las múltiples violaciones a los derechos humanos (…) evidenciándose que su muerte fue consecuencia de su labor como periodista y defensor de derechos humanos»

Fiscalía.

Señala el documento de la Fiscalía en el que destaca que el Estado sabía del riesgo que corría Quintero en la región y no hizo nada para garantizar su seguridad.

Una de las tragedias perpetradas por el Ejército y que denunció el periodista ocurrió en mayo de 2011 cuando militares dispararon contra 10 personas dentro de un vehículo en la región de Conejo, sur de La Guajira.

En la tragedia falleció una mujer con tres meses de embarazos y resultaron heridos ocho niños, algunos con apenas meses de vida.

La noticia generó un escándalo en las fuerzas militares que incluso hizo presencia en la sala de redacción del diario en búsqueda del responsable de la publicación.