Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

¿Cuál era el hijo preferido de Diomedes Díaz?: Martín Elías atrapó al Cacique en los últimos años de vida

14 septiembre, 2021

El Cacique de La Junta fue un hombre promiscuo, lleno de amores y desamores que le dejaron un semillero de retoños bastante amplio.

DIOMEDES Y MARTIN ELIAS (1)
El Hijo del Cacique, el menor de su matrimonio, le robó grandes sentimientos y espacios en distintos escenarios, tal como ocurrió en 2012 en Santa Marta.


Si algo dejó Diomedes Díaz en la tierra fue herencia, pero no en dinero, sino en hijos. El hombre de cientos de relaciones amorosas, tiene oficialmente 21 hijos, con 23 mujeres.

Pero siempre sale a relucir cuál es el hijo preferido de Diomedes, una pregunta difícil de responder teniendo en cuenta su gran número de retoños, pero no tan dura de responder porque la historia muestra con hechos y canciones su gusto.

El hijo del Cacique con más afecto desde su progenitor es Rafael Santos, hijo con Patricia Acosta, siendo el mayor del único matrimonio del cantante nacido en La Junta, La Guajira, pero también quien maneja hoy los hilos de la familia.

TE INTERESARÍA LEER: ‘El hijo del Cacique’: reparto de la novela de Martín Elías

A Santos, como le decía el cantautor indígena, le hizo un sinnúmero de obras como ‘Mi muchacho’, ‘Mi primera cana’, ‘El regreso del cóndor’, ‘El cóndor herido’, ’26 de mayo’, entre otras que marcaron su vida artística y biográfica.

Diomedes Díaz nunca ocultó su gusto por Rafael Santos, por encima de sus hermanos Diomedes de Jesús, Luis Ángel y Martín Elías, así como los demás con otros hogares.

Diomedes y el amor por Martín Elías

Sin embargo, Martín Elías comenzó a arropar el corazón de su padre desde que comenzó a tener fama y a grabar canciones como ‘El terremoto’. Diomedes bailaba con su música, hacía vídeos y hasta lo llamaba para halagarlo.

El Hijo del Cacique, el menor de su matrimonio, le robó grandes sentimientos y espacios en distintos escenarios, tal como ocurrió en 2012 en Santa Marta.

Martín Elías idolatraba a su padre, a tal punto, que después de muerto, Diomedes se le apareció en un sueño y le pidió que no lo llorara más.