Por: Jorge Rosado


Mis redes




Comparte esta noticia

Corte Suprema de Justicia abre investigación contra Álvaro Uribe

La Corte abrió esta investigación luego de las denuncias publicadas sobre supuestos seguimientos ilegales y perfilamientos que se hacían por parte de inteligencia del Ejército.

chuzadas-f0494d23589dbadcea45b59e84cbf9b2-800x400


La Corte Suprema de Justicia abrió una investigación preliminar en contra del senador y expresidente, Álvaro Uribe Vélez, por el escándalo de perfilamientos y chuzadas que se estarían haciendo por parte del Ejército, en contra de periodistas, políticos, abogados y defensores de derechos humanos.

El alto tribunal abrió esta investigación luego de que a la Corte llegara un correo, que indicaba que la información recaudada por la inteligencia militar en procedimientos irregulares, presuntamente tenía como destinatario al senador Álvaro Uribe Vélez.

La reacción de Uribe no se hizo esperar y afirmó que se trata de una nueva indagación en su contra por un “anónimo cobarde” y le pidió explicaciones al alto tribunal por estos hechos.

“Otra indagación preliminar por un anónimo cobarde que dice que soy el beneficiario del informe de las carpetas. Por el mismo anónimo me investiga desde enero otra magistrada que tiene el caso del Hacker, que viene desde 2014”, indicó Uribe.

Fuentes de la Corte explicaron que, como el caso es preliminar, aún no se ha determinado un posible delito para que Uribe sea investigado. Sin embargo, lo que sí especificaron, es que en el alto tribunal están manejando la investigación como «interceptaciones ilegales».

Según el exmandatario, es inaudito pensar que él pueda ser uno de los beneficiarios de las supuestas carpetas que había en las Fuerzas Militares con nombres de periodistas y personalidades del país.

El correo habría llegado el pasado mes de enero, según explicó una fuente de la Sala de Instrucción, por la cual la Corte se reunió para estudiar su contenido y consideró que ese caso debía ser repartido para poder ser investigado, pues podía llevar a un proceso judicial.

¿Qué sigue ahora?

Tras esta investigación preliminar, la ley señala que hay un término de 18 meses para tomar una decisión de fondo y definir si se abre una investigación en firme contra el expresidente.