Política

13 septiembre, 2019

Candidato a la gobernación promete ‘robar de frente’

El candidato por el Partido Liberal es un hombre cercano al senador Fabio Amín y al representante Andrés Calle.

Los que le escucharon aseguran que a Orlando Benítez, aspirante a la gobernación de Córdoba, le traicionó el subconsciente en una de sus últimos eventos de campaña con miras a las elecciones regionales a celebrarse en octubre.

Benítez se encontraba en la población de Montelibano, Córdoba cuando en medio de los reflectores y el sofocante calor prometió que, de ser el nuevo gobernador del departamento, no se ocultaría para robar.

“Voy a ser un gobernador del Pueblo. Un gobernador cercano, que va a llegar al territorio con el presupuesto en mano y de frente a la comunidad, que sepan cuánto se invierte, dónde se invierte. No seré un gobernador clandestino, o de escritorio, que se oculta para robar al departamento. Lo haremos de frente”, exclamó con la pasión con la que prometen los políticos y entre la explosión de aplausos.

El candidato aclaró a los micrófonos de Blu Radio que la frase fue sacada de contexto y utilizada por sus contrincantes para desprestigiar su campaña.

«Me refiero al gobierno anterior, el más nefasto que ha tenido el departamento», dijo para explicar su polémica frase.

Al candidato se le considera uno de los nombres fuertes en la lucha por la gobernación. El exdiputado departamental cuenta con el apoyo del senador Fabio Amín y al representante Andrés Calle.

También se le vincula con la parapolítica, según el último informe Fundación Paz y Reconciliación, que dirige León Valencia. 

La ONG asegura que Benítez es parte de la ‘lista negra’ de políticos, junto a la familia Lopez Cabrales, investigados por su relación con las autodefensas de Córdoba.