Generales

10 noviembre, 2020

Basureros a cielo abierto tienen a Valledupar en crisis ambiental

Puntos satélites estudia la Alcaldía para establecer en predios privados, mientras los desechos son tirados en avenidas, calles y periferia de la ciudad.

Una grave crisis ambiental podría darse en Valledupar por cuenta de los basureros a cielo abierto, en caso de no tomarse medidas urgentes. La problemática es tan grande, que, sin importar horas, sitios y autoridades, personas tiran todo tipo de residuos en avenidas, calles y espacios públicos.

Con cifras entregadas por la empresa recolectora de los desechos en la ciudad, son cerca de 3.000 toneladas que llegan a distintos puntos, especialmente en el noroccidente, sur y suroccidente.

No es sorpresa atravesar la avenida La Popa, tomar la vía que conduce al barrio La Nevada y encontrar en plena vía una montaña cargada de árboles, pedazos de neveras, televisores, residuos sólidos, colchones, incluso, hasta animales muertos son abandonados en estos espacios que crecen con el pasar de los días, sin el control de las autoridades.

Causas como deterioro en la calidad del aire que respiramos, transporte de microorganismos nocivos que producen infecciones respiratorias, además, la degradación de la materia orgánica produce “una mezcla de gases conocida como biogas, compuesta fundamentalmente por metano y dióxido de carbono (CH4 y CO2), los cuales son reconocidos gases de efecto invernadero (GEI) que contribuyen al proceso de cambio climático”.

Otra problemática sin solución son los desechos que a diario son llevados a la orilla del río Guatapurí, donde ni la Policía Ambiental ha podido menguar el inconsciente daño ocasionado por los carromuleros y cargueros los depositan.

El Municipio de Valledupar “no le ha dado cumplimiento a la adecuación de la escombrera municipal, conllevado que, en diferentes lugares de la ciudad, persistan la disposición de residuos sólidos”, indicó la Contraloría Municipal, en un informe del estado de los recursos naturales y del medio ambiente de Valledupar en 2011.

Ya son nueve años y ninguna de las administraciones de turno ha construido un espacio para el depósito de desechos, ni mucho menos, una política ambiental para recuperarlos y aplicar el aprovechamiento en esta época de cambio climático.

Sitios críticos

En la vía que de Valledupar conduce al corregimiento de La Mesa, el corredor vial está totalmente contaminado por desechos, lo mismo pasa sobre el sector del norte en la avenida Adalberto Ovalle, al finalizar la carrera cuarta rumbo al canal de Panamá, sobre el bulevar frente a la invasión Brisas de la Popa, en la parte trasera de la cancha del barrio Las Flores, y así muchos más sectores atiborrados por podas secas, escombros y todo tipo de utensilios.

En Valledupar, se habla de que existe un promedio de generación de basura de 0,48 kilogramos por habitante al día.

Por ahora, la Alcaldía de Valledupar intenta establecer varios puntos satélites, como lo han denominado, para que los residuos sean llevados allí, eso con ayuda de privados porque el municipio no tiene predios libres ni con el tamaño ideal para recibir la cantidad de toneladas.

La propuesta fue hecha por el exalcalde Rubén Carvajal, durante un comité liderado por la Secretaría de Gobierno.

El alcalde Mello Castro González buscó a Corpocesar como aliado en esta difícil tarea, pero todavía no existe un resultado que permita contrarrestar la contaminación en ciertos barrios, eso obliga a tomar medidas urgentes de otra índole porque con las lluvias aumentan la exposición al contagio de enfermedades.

Lo complicado del caso, es que Aseo del Norte, empresa encargada de la recolección, no tiene la capacidad ni cubre todos los puntos a diario sino en promedio tres o dos días por semana.

Erney Galván, representante de los Vocales de Control, propone:

  1. Para que los carreteros no se queden sin trabajo deben hacer el cambio de vehículos.
  2. Hacer la escombrera en un lugar adecuado cumpliendo con los decretos ambientales.
  3. Hacer una campaña de aseo para que los usuarios programen las podas y socializar costos.

En esta labor trabaja además el gerente de la empresa Emdupar, Rafael Maestre, quien periódicamente tiene reuniones con representantes del gremio carromulero, sin embargo, no hay luz verde y el medio ambiente sigue deteriorándose.

Así hablan los concejales de Valledupar

Esta es la apreciación del presidente del Concejo, Luis Fernando Quintero, junto al concejal, Manolo Fernández, quienes entregaron un balance de la problemática y posibles soluciones al tema.