Por: Carlos Mario Jiménez


Mis redes




Comparte esta noticia

Asamblea del Cesar rechazó excusas de la gerencia del Hospital Rosario Pumarejo

La gerente de la ESE, Jakeline Henríquez, envió una excusa para aplazar el debate que develaría la crisis administrativa y comercial.

ASAMBLEA DEBATE HOSPITAL ROSARIO PUMAREJO (1)
La gerente de la ESE, Jakeline Henríquez, envió una excusa para aplazar el debate que develaría la crisis administrativa y comercial.


Las denuncias de beneficiarios, cuerpo médico, enfermeras y otros actores del sector salud, que iba a revelar la Asamblea del Cesar quedaron aplazadas por la ausencia reiterada de la gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López, Jakeline Henríquez Hernández.

El debate sobre la ESE estaba previsto para el martes 16 de marzo, pero una solicitud hecha por Henríquez Hernández hizo que se prolongara para este jueves 18, algo que de nuevo quedó en excusas.

Un documento enviado a las 5:15 de la tarde, el miércoles 17 de marzo, por la subgerente Magreth Sánchez Blanco, manifestó que Jakeline Henríquez Hernández se encontraba incapacitada “por afectaciones a su salud”, dado que permanece en estado de embarazo.

TE INTERESARÍA LEER: Mello Castro pide autorizaciones para adicionar más de $54.000 millones al presupuesto

“Aquí no se está burlando de la Asamblea, se está burlando del corazón del Cesar, de la población que capacita la confianza en nosotros. Si dejamos, que esta burla, que hoy nos deja las sillas vacías, se van a seguir burlando de la Asamblea del Departamento del Cesar; esta es una corporación que merece respeto”, declaró el presidente de la Asamblea, Jorge Barros Gnecco.

Una de las inquietudes, dijo Barros Gnecco, fue el tema de la Unidad Oncológica del Hospital Rosario Pumarejo de López, de la cual no entregaron mucha información en el informe preliminar presentado a los diputados.

Otro de los problemas dentro del Rosario Pumarejo es la deuda por unos nueve meses de salario con médicos, enfermeras y el personal administrativo de la entidad, algo que no ha tenido solución en los últimos años por ningún gerente.

Para el médico Jesús Suárez Moscote, uno de los diputados ponentes, la expectativa era conocer los estados financieros de la empresa social más importante del Cesar.

“Esta es una excusa que nos condiciona cierta desazón porque estamos para hacer un debate serio, sobre cómo se hacen los procesos en esta empresa social del estado. El cuestionario fue muy amplio; ver si existen un equilibrio en ingresos y gastos, cuánto se le adeuda al mes de marzo al personal posterior al giro del gobierno nacional, de $15.000 millones”, aseguró Jesús Suárez.

Al final, los diputados votaron para ver si aceptaban la excusa o no, la votación final terminó con seis votos a favor y cinco en contra, lo que obligó a aplazar el debate para una nueva fecha, que será definida por mesa directiva.